Foto de Alicia &Acute;lvarez

Menú

Últimas noticias

LA CHISPA DE LA VIDA

Por Alicia Álvarez (24 de octubre, 2008)

Ultimamente no dejo de pensar en la Coca Cola. Entre otras cosas, porque aún hoy siguen siendo muchos los misterios que se ciernen en torno a este refresco americano. Que si su receta secreta contiene ingredientes adictivos, que si puede desatascar tuberías, deshacer un filete, comer el óxido a una moneda, quitar las manchas a una camisa… y además, su puesto en la historia como la primera marca que probó los efectos de las técnicas subliminales.
Y es que, según diversas versiones, fue en los años cincuenta cuando el publicitario James Vicary, influenciado por el psicoanálisis tan de moda en ese momento, decidió comprobar la eficacia de la publicidad subliminal. Es decir, el efecto de mensajes o estímulos enviados, por debajo del umbral de percepción, directamente al subconsciente. Fue en el cine Fort Lee de Nueva Jersey, y el experimento consistió en insertar intermitentemente en la película que se proyectaba flashes que duraban fracciones de segundo con las frases «beba Coca Cola» y «¿hambriento?, coma palomitas».
Prueba que obtuvo un rotundo éxito, pues se dice que las ventas de ambos productos aumentaron considerablemente en los descansos de la película.
Sin embargo, esta historia con apartado propio en el libro gordo de las leyendas urbanas, y también con mención destacada en los libros de publicidad, no pareció tener más trascendencia que la mera anécdota.
Entre otras cosas, porque el propio Vicary desmentiría el experimento años más tarde en una entrevista concedida a la revista «Advertising Age», y entre otras más, porque a día de hoy siguen existiendo serias dudas sobre la eficacia de estas tácticas que, por cierto, son consideradas ilícitas en la ley general de Publicidad de 1988.
No obstante, el supuesto bulo traspasó el tiempo, y todavía en los ochenta muchos chavales cuando íbamos al cine nos esforzábamos por buscar entre fotograma y fotograma la imagen de la botella. Y es que son tantos los misterios que acumula la marca americana, que muchos hemos terminado por obviarlos y seguir bebiendo Coca Cola, aunque sea escudados en la sensación de que no somos responsables de ello, de que una mano oscura, agazapada en su fórmula secreta o en la publicidad, es la que nos incita a decantarnos por este refresco y no por otro. Por cierto, una sensación bastante parecida a la que arrastro en esta dichosa crisis.
Porque miren que lo he intentado, que me he leído de cabo a rabo todos los suplementos semanales, que he desempolvado los libros de economía de segundo de carrera, que he examinado con atención los vídeos de Youtube que prometían en mi correo electrónico explicarlo todo, y aún así, sigo sin comprender cómo puñetas se puede conceder una hipoteca a alguien que no puede pagarla, y más aún, como ésta se puede convertir en un paquete de inversión para ser después vendido múltiples veces.

Y es que son tantas las incógnitas que envuelven el mercado que no es difícil acabar justificando sus misterios con el hecho de que tales prácticas financieras estén permitidas, igual que muchos justifican el consumo de la Coca Cola basándose en que su comercialización esté autorizada.
El problema es que la actual regulación del sistema económico, a diferencia del refresco, si ha mostrado sus efectos adversos. Motivos suficientes para que ahora, que ya hay fecha definitiva para la «refundación del capitalismo», nos planteemos si estamos dispuestos a no conocer de nuevo la fórmula secreta a cambio de que nos guste, de que no sea muy perjudicial, de que podamos seguir consumiendo, y en definitiva, de que podamos seguir disfrutando de la chispa de la vida.

Categoría: ARTÍCULOS EN LNE | Comentarios(3) | octubre 2008 |

3 Respuestas a “LA CHISPA DE LA VIDA”

  1. UNarquitectoASTURIANOenBARCELONA Escribió:

    tú te has visto el vídeo subprime de george parr en the last laugh!

  2. Alicia Escribió:

    jeje, yo, y supongo que al paso que va corriendo el video por la red, media humanidad!!! Pero es que es un sketch muy bueno, ¿quien dijo la letra con sangre entra? Como entra es con sentido del humor!

  3. UNarquitectoASTURIANOenBARCELONA Escribió:

    ¿recuerdas cuando dice que para solucionar el actual desastre económico todo lo que hay que hacer es darle el dinero a aquellos que lo perdieron en inversiones arriesgadas?

    El “periodista” le responde: ¿no sería eso recompensar la codicia y la estupidez?

    …hace mucho que dejé de tomarme en serio estas cosas!!

Escribir comentario