Foto de Alicia &Acute;lvarez

Menú

Últimas noticias

LO MAS GUAPO

Por Alicia Álvarez (23 de junio, 2007)

Miren que lo intento, pero desde que vi la foto no me puedo librar de la imagen del enorme sombrero malva con forma de caballo que lucía sonriente una adinerada dama de la alta sociedad inglesa. Y es que llevo unos días tan imbuída en los preparativos de San Xuan, fiesta que como máxima peculiaridad tiene que nadie se pone de acuerdo en qué echar exactamente a la foguera, si lo viejo o los deseos, que ya ni me acordaba de la carrera de Ascot y sus extravagancias propias.
En fin, cada cual con sus tradiciones, no vaya a ser que me ataque el chovinismo y sin darme cuenta me ponga a decir eso de “esto ye lo más guapo”. Afortunadamente, ahora para eso ya están las encuestas.
Y es que, al parecer, lo que llevó escuchando desde que tengo uso de razón va a acabar teniendo fundamento científico. Me refiero a lo de “como aquí no se vive en ningún sitio”. Porque según una encuesta realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) entre 2.900 españoles, Gijón es una de las ciudades con mejor calidad de vida. Eso sí, hay que matizar que aunque el titular que abría esta información celebrara la noticia con: “Gijón, donde mejor se vive”, el sondeo le otorgaba el tercer lugar. Por delante de esta Villa, los consumidores habían valorado aún mejor a Pamplona y Bilbao.
Pero no es cuestión de fijarse en pequeñeces. ¡Qué narices! La noticia merecía el festejo. Y no porque tantas personas hayan considerado tan altamente nuestra urbe. Sino porque, al fin, hay una base firme sobre la que asentar nuestro desmesurado amor a la tierrina. No vaya a ser que cuando afirmemos sin un ápice de duda que “no hay nada como esto” alguien nos acuse de fanfarronería o de no tener abuelos. Porque los tenemos. De hecho, o al menos en mi caso, ellos se encargaron en gran medida de transmitir esta devoción en plan “mi tierra es Tara”. Nunca se me olvidará como al regresar de mi primer viaje a París, cuando fui a ver a mis abuelos para hacer la consabida entrega de souvenirs con forma de torre Eiffel y demás símbolos franceses, mi güela me preguntó (por supuesto retóricamente ) “¿Pero a que aquello no ye tan guapo como esto?”
Pues eso, que a fuerza de subliminal adoctrinamiento, de hipnosis localista, uno acaba repitiendo ese tipo de frases que, entre ironía y coña, con el tiempo y sin cuidado, se pueden tornar media verdad. Y ahora ni que decir tiene que verdad comprobada estadísticamente.
Sólo me gustaría saber con exactitud el porcentaje de gijonenes “exiliados” que se encontraban entre los encuestados. Porque la pena es que, siendo tan guapo como ye esto, tantos y tantos jóvenes se tengan que marchar a trabajar a otro lugar.

Categoría: ARTÍCULOS EN LNE | Comentarios(0) | junio 2007 |

Escribir comentario