Numa

admin (25 de Marzo, 2012)

La tarde va cayendo, ya han acabado los desfiles y el gobierno respira aliviado. Ha sido necesario un despliegue policial sin precedentes en la Grecia democrática para que los gobernantes actuales se sintieran seguros viendo desfilar a los estudiantes en el Día de la Independencia. Aun así, en muchas ciudades –como Heraclio, Patrás, Larisa o Corfú–, los políticos no se han atrevido a aparecer. En otras, ni siquiera se instaló la tribuna. Y en Heraclio de Creta llegó a suspenderse el desfile, disipando al poco público asistente con gases lacrimógenos.

En todas partes, se oyeron voces en contra de los planes de rescate y muchos estudiantes volvieron a otro lado la cabeza al pasar desfilando ante la tribuna de autoridades. En Patrás, hubo huevos y cafés que fueron a estrellarse contra los cascos y los escudos de la policía. También hubo gases lacrimógenos y más de 30 detenciones, y no asomó la cara ningún representante del gobierno ni ningún diputado. En todas partes hubo “detenciones preventivas” y controles de documentación a transeúntes sospechosos. Y en Corinto, una marcha silenciosa de ciudadanos se atrevió a cerrar el desfile portando una pancarta con la consigna “Resistid”.

Pero el meollo de la cuestión estaba en Atenas, donde, en una tribuna a la que nadie podía aproximarse, se encontraban el Presidente de la República, el Primer Ministro, los ministros del gobierno en pleno y la plana mayor militar (recientemente renovada a conveniencia del gobierno). También había 4.000 policías a pie, furgones en todas las esquinas, agentes de paisano, fiscales preparados para instruir diligencias “in situ” y un helicóptero de las fuerzas de seguridad sobrevolando las avenidas cortadas que confluyen en Sintagma, donde desde ayer se hicieron controles a transeúntes y detenciones preventivas. Todo un fiel retrato del “gobierno legítimo” que dirige el país y de su confianza en el pueblo que le confiere la soberanía.

Cuenta Plutarco que, cuando, a la muerte de Rómulo, los antiguos romanos y sabinos decidieron elegir de mutuo acuerdo al más probo de los hombres para hacerlo su rey, pensaron en Numa, y fueron a buscarlo a los bosques sagrados donde solía retirarse a pensar. Y que cuando lo hallaron y, cediendo a los ruegos del pueblo, aceptó la dignidad de rey, lo primero que hizo fue disolver la guardia personal de 300 lanceros que había instituido Rómulo, porque, a su modo de ver, no tenía sentido mantenerla, pues no hallaba razón para desconfiar de quienes venían a confiar en él, ni razón para reinar por la fuerza sobre un pueblo que no confiara.

Categoría: General Comentarios Comentarios (2)

2 Respuestas a “Numa”

  1. Portorosa Escribió:

    Tal vez la diferencia estribe en, por un lado, que los romanos y sabinos querían que fuese el más probo de los hombres quien los gobernase, y por otro, que Numa efectivamente lo era.

    Un placer, leerte (he llegado aquí a través de José Luis S., un amigo en Atenas).

  2. Lisístrata del Mar Escribió:

    Actualmente a nuestros gobernadores no les importa en absoluto si el pueblo confía o deja de confiar… ellos ostentan orgullosos el poder, sacando pecho incluso ante sus malas gestiones (véase como el señor Rajoy hacia gala de la dureza de sus medidas y “se pavoneaba” por Europa presumiendo de la huelga general que le iba a costar su medieval reforma.
    Todos somos juguetes de Alemania, nuestros políticos (tanto españoles como griegos) son meras marionetas en manos del cuarto reich alemán encabezado por la “führer” Merkel.
    Me resultó impactante el desmesurado dispositivo policial que se apreciaba por las calles atenienses ese día, y de ello saco en claro una cosa: el gobierno tiene miedo, sabe que cuando se pisa reiteradamente de manera tan brutal a la ciudadanía esta responde, y por ello pone todo cuanto está en su mano para mantenerla atemorizada y sumisa (véanse las recientes iniciativas del gobierno español tras la huelga general del 29M, que pretende elevar a “terrorismo” el vandalismo callejero; así como las detenciones de los manifestantes en diferentes zonas del país.
    Encanta de haber tenido el honor de conocerle en persona en Atenas y de poder leerle, un cordial saludo desde Asturias.

Escribir comentario