¡Viva la República! (A propósito de José Maldonado)

Por Luis Arias

Aprovechando que la exposición sobre don José Maldonado tiene estos días parada y fonda en Salas, conviene recordar que el republicanismo no consiste sólo en rendir homenaje a sus prohombres y, a continuación, hacer genuflexiones ante la Monarquía; se trata de una apuesta por un Estado donde el protagonismo pertenece a una ciudadanía que no renuncia a ejercer su derecho a elegir a sus gobernantes, desde los ediles del municipio más pequeño hasta la Jefatura del Estado. Leer el resto de la entrada »

Categoría: Semblanzas y epístolas Comentarios(0) Octubre 2011

Carta abierta a Carmen Moriyón

Por Luis Arias

«Oviedo es una ciudad fundada en la Edad Media; Gijón es, a la vez, más antiguo y más moderno; más antiguo porque tiene vestigios de un poblado romano; más moderno por haberse adaptado antes a las exigencias de la época presente. Gijón tuvo antes que Oviedo ferrocarril, cabarets, tranvías y jesuitas, todo lo malo y todo lo bueno». (Valentín Andrés Álvarez).

Es usted, doña Carmen, todo un fenómeno sociológico. Primero, irrumpe en la vida pública, avalada por una prestigiosa trayectoria profesional totalmente ajena a la política. Segundo, consigue desbancar a todo un régimen que llevaba en el poder más de 30 años en la ciudad de Jovellanos, eso sí, con la ayuda del grupo de la señora Fernández Pardo, que desoyó las consignas de su partido, dándose la circunstancia añadida de que en su momento fue doña Pilar la manzana de la discordia que motivó que el señor Cascos abandonase su ficha de militante del PP en Gijón. Tercero, le toca pelear con casi todo, contra casi todos. Leer el resto de la entrada »

Un indiano de la política (Carta abierta a Francisco Álvarez-Cascos)

Por Luis Arias

“La gloria de la novedad dura poco“. (Gracián)

“Un pueblo en marcha, gober­nado con un buen discurso, se me representa de este modo: una herencia histórica corregida por la razón». (Azaña)

Asistí, señor Álvarez-Cascos, a todas las sesiones del debate de investidura. Para empezar, le diré que su primer discurso fue largo en exceso y un tanto plúmbeo. Al día siguiente, sin embargo, creo que estuvo a la altura de las circunstancias en sus contestaciones a los portavoces de los grupos parlamentarios de la oposición. El momento cumbre fue el debate que mantuvo con un Javier Fernández elegante como orador en su primera intervención, tras las crispadas (y creo que estridentes) invectivas de la señora Pérez-Espinosa. También observé algo que no hizo más que reforzar la subida del listón que supone su presencia en la vida pública asturiana. Me refiero al discurso de Jesús Iglesias, porque creo que el líder de IU nunca se había esmerado tanto en una discusión en la Junta. Venció, así pues, en las elecciones y, en términos generales, convenció en los debates de investidura. Ahora le queda persuadir gobernando. Leer el resto de la entrada »

En la muerte de Juan Uría

Por Luis Arias

Hará de esto dos veranos. Fue en su querido Belmonte de Miranda una tarde de sábado. Hablamos largo rato sobre la figura de Alonso de Bello, sobre antepasados comunes, sobre la situación de estas comarcas. Y, una vez más, disfruté no sólo de su amena conversación, sino también de lo mucho que supone departir con alguien que tiene una visión de Asturias, en lo histórico y en lo geográfico, completa. Porque Juan Uría no sólo era carbayón por los cuatro costados; también tenía muy presentes los avatares de estas comarcas, dada su enorme vinculación a Agüerina, en cuya historia tanto buceó. Leer el resto de la entrada »

Socialismo astur (Carta abierta a Javier Fernández)

Por Luis Arias

“La política debería ser realista; la política debería ser idealista: dos principios que son verdaderos cuando se complementan, falsos cuando están separados”. (Bluntschli).
Tras casi doce años de arecismo, no sólo le toca enfrentarse a sus adversarios políticos, sino también y sobre todo a las más que pesadas losas que están cayendo sobre su partido en España y en Asturias. Los desbarajustes y el desprestigio de Zapatero no pasan precisamente desapercibidos y, por otro lado, los últimos y escandalosos episodios que acaban de producirse en la vida pública asturiana le dificultan aún más el objetivo de conseguir su victoria electoral. Leer el resto de la entrada »

Carta abierta a Ana Rosa Migoya

Por Luis Arias

“Yo soy un demócrata convencido, hasta el punto de seguir defendiendo la democracia aun cuando sea insuficiente, corrupta y corra el riesgo de precipitarse en los dos extremos de la guerra de todos contra todos o del orden impuesto desde arriba”. (Norberto Bobbio)
Siempre sigo, doña Ana Rosa, con interés las retransmisiones que la televisión autonómica ofrece de los actos que tienen lugar en el Parlamento asturiano. Puedo decirle que, en su última comparecencia, la vi crispada, lo que, teniendo en cuenta lo bochornoso de los acontecimientos que se abordaban, no es nada ilógico. Sin embargo, he de confesarle que hubo algo en una de sus intervenciones que me resultó afrentoso. Y fue cuando usted le espetó al señor Cañal que los nombramientos de libre designación, más conocidos con otras palabras mucho más descriptivas, fueron más numerosos cuando el PP gobernó Asturias. Leer el resto de la entrada »

Categoría: Semblanzas y epístolas Comentarios(2) Febrero 2011

En la muerte de José Antonio Labordeta

Por Luis Arias

“Que es mi dios la libertad” (Espronceda)

“¡Veinticinco años! (…) ¡Qué cosa más extraña que la de haber vivido y sentirse tan lejos de un tiempo que aún reputamos como presente! El tiempo no es sino el espacio entre nuestros recuerdos” (Amiel, Diario íntimo).

Los socialistas llevaban poco más de un año en el poder. En algún lugar de aquel Madrid de la movida, se celebraba un concierto en el que actuaban entre otros, Labordeta, Joaquín Sabina y una conocida pareja de cantautores que, si la memoria no me traiciona, acababa de abandonar el PCE. Fue inolvidable la actuación del cantautor aragonés, sobre todo, por los comentarios irónicos, punzantes, divertidos y libres que hacía entre canción y canción. Guiños a Tierno Galván, alusiones a momentos históricos de referencia e ironías sobre la España más reaccionaria que entonces estaba tan reciente. Y, ante todo y sobre todo, en aquellos tiempos de la movida, donde la imaginería y las máscaras proliferaban tanto, Labordeta comparecía en el concierto con su atuendo de siempre, como si acabara de salir de dar clase en el Instituto. No había en él ni disfraces ni dobleces, tampoco concesiones a la moda. Lo suyo era la palabra, en este caso, cantada, sin efectos especiales, sin fuegos de artificio. Leer el resto de la entrada »

Categoría: Semblanzas y epístolas Comentarios(5) Septiembre 2010

Ovidio Sánchez en Villayón

Por Luis Arias

“Odio todo lo que huele a partido, a escuela o a secta, porque nunca he podido persuadirme que no sea un necio el hombre que profesa íntegras todas las doctrinas de un partido, secta o escuela y rechaza las demás” (Unamuno)

Hay que ver cuánto viaja el líder del PP asturiano! Cuando se hizo público el comunicado de Gabino de Lorenzo y otros dirigentes conservadores llariegos contra Cascos, don Ovidio andaba por Tierra Santa. Ya de regreso, se mostró solidario con el escrito. Y hoy en Villayón declara lo extraordinario que es su trato con Rajoy y compañía. ¡Qué alegrón no da! Leer el resto de la entrada »

Asturias después de Areces

Por Luis Arias

«Sóbrale al mar de amargura lo que le falta de firmeza, pereciendo los que se le fían sin estrella» (Gracián).

«Sí, poseen sistema y perseverancia para perseguir sus malos objetivos. No obstante, basan sus principales métodos en la confidencia, el espionaje, la pesquisa y el insulto. ¿Qué puede haber de positivo en ello?» (Stalin, hablando sobre los métodos del Seminario ortodoxo donde estudió). Leer el resto de la entrada »

José María Martínez-Cachero: una vida para la literatura

Por Luis Arias

El pasado jueves a mediodía, al llegar a mis manos LA NUEVA ESPAÑA, me enteré de la muerte de don José María Martínez Cachero. Por mucho que supiera que su estado de salud no era óptimo, la noticia de su fallecimiento, además de ser un mazazo, no dejó de sorprenderme, sobre todo porque me resultaba inconcebible imaginarme al catedrático de Literatura inactivo en sus investigaciones. De hecho, en la última conversación telefónica que mantuvimos, me habló de que preparaba una reedición actualizada de la obra en que Españolito se ocupaba de los escritores asturianos de principios del XX. Y, desde entonces, daba por hecho que continuaba con esa tarea. Leer el resto de la entrada »

« Previous Entries