Valentín Andrés: Manual sobre el alma asturiana

Por Luis Arias

A Juan √Ālvarez-Corugedo, hijo de Valent√≠n Andr√©s, por la impagable memoria que atesora.

Hablamos del hombre que, seg√ļn su maestro y amigo Ortega, siempre estaba dejando de ser algo. Hablamos del personaje que, seg√ļn confesi√≥n propia, pas√≥ ¬ęde los cuentos a las cuentas¬Ľ; de la literatura a ser el impulsor de los estudios de econom√≠a en la Universidad espa√Īola. Hablamos de Valent√≠n Andr√©s, un intelectual omnipresente en su tiempo. Fue en el palacio de Doriga, propiedad de su suegro, donde Jarn√©s le encarg√≥ a Cabezas la imprescindible y memorable biograf√≠a sobre Clar√≠n, que tantos avatares sufri√≥. Estamos hablando tambi√©n del autor que mejor supo definir el alma asturiana: ¬ęComo el valle, la monta√Īa tienen puestos por la naturaleza misma los l√≠mites del territorio, sus habitantes no aspiran a apropiarse de m√°s. El hombre de la monta√Īa no aspira a dominar a otros, pero quiere el dominio pleno de su territorio; por eso, fuera de sus reacciones guerreras de independencia, es naturalmente pac√≠fico… Por su naturaleza, por su historia, por todo su ser la casona es el anticastillo. El castillo se hizo para la guerra y la casona para la paz… Por eso, del castillo, cumplida su misi√≥n, no quedan m√°s que ruinas, rom√°nticos recuerdos del pasado, mientras que la casona es pasado, presente y porvenir, porque en ella arde el fuego de un hogar, mantenido por el tronco de la estirpe¬Ľ. Leer el resto de la entrada »

Fernando Vela: La claridad que emerge de la niebla

Por Luis Arias

A Teófilo R. Neira, por su admirable y pionera labor en pro de la recuperación de Fernando Vela.
¬ŅQui√©n le iba a decir a Ortega que, precisamente en aquella tierra en la que la niebla imped√≠a ver el fondo de los valles y sus contornos, terminar√≠a por encontrarse, como el propio maestro dej√≥ escrito, con ¬ęla mente m√°s clara¬Ľ que hab√≠a conocido, es decir, con Fernando Vela? ¬ŅQui√©n le iba a decir a Ortega que ser√≠a precisamente Asturias el principal vivero de su luminoso magisterio? √Čste es el inventario: Fernando Vela (1888-1966), Valent√≠n Andr√©s √Ālvarez (1891-1982), Jos√© Gaos (1900-69), Pedro Caravia (1902-1984) y Manuel Granell (1906-1993). Leer el resto de la entrada »

Ramón Pérez de Ayala: panteísmo, humor e inteligencia

Por Luis Arias

Ram√≥n P√©rez de Ayala, que se declar√≥ heredero del magisterio de Clar√≠n, no s√≥lo atisb√≥, con un poder de captaci√≥n po√©tica no superado, el pante√≠smo que se guarece en la geograf√≠a asturiana, sino que tambi√©n vio en nuestro paisanaje lo mucho que compartimos con el mundo anglosaj√≥n, con el que tanto sintonizaba el literato y abogado que en su momento ser√≠a nombrado embajador en Londres durante aquella II Rep√ļblica de la que fue uno de sus principales forzadores: ¬ęCuando el gallego sale de su tierra, sale cabalmente y por entero, se separa de ella, la deja tras de s√≠. Consecuentemente sobreviene la morri√Īa, que no se cura sino a la sombra de los √°rboles que crecen en la patria. Sucede con asturianos y gallegos lo que con franceses e ingleses. El franc√©s es como el gallego. Si emigra, tarde o temprano tiene que volver a la tierra natal. El ingl√©s no tiene esa necesidad. ¬ŅAcaso porque es menos patriota que el franc√©s? No es por eso, sino porque al emigrar no lo hace de hecho. El ingl√©s, adonde quiera que va, lleva a Inglaterra consigo. Cualquiera tierra donde pise la planta de un ingl√©s es ya tierra inglesa… A donde quiera que el asturiano va lleva a Asturias consigo. La tierra que pisa el asturiano es ya para siempre tierra asturiana. … Asturianos e ingleses son, por naturaleza, colonizadores…. y, en mi sentir, se asemejan muy principalmente en que Inglaterra representa dentro de Europa lo que Asturias representa dentro de Espa√Īa. La verde Asturias, humorismo¬Ľ. Leer el resto de la entrada »

Ortega y Gasset: una poética de Asturias desde la pedagogía política

Por Luis Arias

En 1910, Ortega hab√≠a presentado en la Sociedad el Sitio de Bilbao ¬ęla pedagog√≠a social como programa pol√≠tico¬Ľ. Sosten√≠a, frente a Unamuno, que ¬ęEspa√Īa es el problema, y Europa, la soluci√≥n¬Ľ. Dos a√Īos m√°s tarde, Melqu√≠ades √Ālvarez fund√≥ el Partido Reformista en el que milit√≥ el propio fil√≥sofo. En 1913, como un ap√©ndice del partido melquiadista, se cre√≥ la Liga para la Educaci√≥n Pol√≠tica, en la que participaron, adem√°s del pensador, Aza√Īa y P√©rez de Ayala. En 1914, seg√ļn la acertada expresi√≥n de Juli√°n Mar√≠as, Ortega ¬ęse dio de alta en la vida p√ļblica¬Ľ. Es el a√Īo en el que pronuncia en el madrile√Īo teatro de la Comedia la famosa Conferencia ¬ęVieja y nueva pol√≠tica¬Ľ y tambi√©n publica su primer libro, ¬ęMeditaciones del Quijote¬Ľ. Leer el resto de la entrada »

Clarín: sus paisajes y sus días

Por Luis Arias

El escritor y colaborador de LA NUEVA ESPA√ĎA Luis Arias Arg√ľelles-Meres inicia hoy una serie de cinco entregas dedicadas a glosar fragmentos de Clar√≠n, P√©rez de Ayala, Ortega, Fernando Vela y Valent√≠n Andr√©s √Ālvarez, que, a juicio del autor, conforman ¬ęla Asturias mejor descrita¬Ľ. El lector se encontrar√° con unas visiones que, tanto por la belleza que atesoran como por su trascendencia, constituyen una referencia obligada sobre las inmensas potencialidades est√©ticas que ofrece nuestra tierra, que s√≥lo pudieron ser avistadas desde el universalismo que acompa√Ī√≥ a los autores antes citados a lo largo de toda su obra, en la que plasmaron la Asturias que logr√≥ ser m√°s transitiva, la que en su momento desbroz√≥ los caminos de la modernidad y la que se abri√≥ horizontes gracias en no peque√Īa parte al luminoso magisterio de Clar√≠n. Leer el resto de la entrada »