Valentín Andrés: Manual sobre el alma asturiana

Por Luis Arias

A Juan √Ālvarez-Corugedo, hijo de Valent√≠n Andr√©s, por la impagable memoria que atesora.

Hablamos del hombre que, seg√ļn su maestro y amigo Ortega, siempre estaba dejando de ser algo. Hablamos del personaje que, seg√ļn confesi√≥n propia, pas√≥ ¬ęde los cuentos a las cuentas¬Ľ; de la literatura a ser el impulsor de los estudios de econom√≠a en la Universidad espa√Īola. Hablamos de Valent√≠n Andr√©s, un intelectual omnipresente en su tiempo. Fue en el palacio de Doriga, propiedad de su suegro, donde Jarn√©s le encarg√≥ a Cabezas la imprescindible y memorable biograf√≠a sobre Clar√≠n, que tantos avatares sufri√≥. Estamos hablando tambi√©n del autor que mejor supo definir el alma asturiana: ¬ęComo el valle, la monta√Īa tienen puestos por la naturaleza misma los l√≠mites del territorio, sus habitantes no aspiran a apropiarse de m√°s. El hombre de la monta√Īa no aspira a dominar a otros, pero quiere el dominio pleno de su territorio; por eso, fuera de sus reacciones guerreras de independencia, es naturalmente pac√≠fico… Por su naturaleza, por su historia, por todo su ser la casona es el anticastillo. El castillo se hizo para la guerra y la casona para la paz… Por eso, del castillo, cumplida su misi√≥n, no quedan m√°s que ruinas, rom√°nticos recuerdos del pasado, mientras que la casona es pasado, presente y porvenir, porque en ella arde el fuego de un hogar, mantenido por el tronco de la estirpe¬Ľ. Leer el resto de la entrada »

Cifras y letras en el Ayuntamiento de Salas

Por Luis Arias

Habr√≠a que ser muy inconscientes para no alarmarse ante la situaci√≥n econ√≥mica en que se encuentra el Ayuntamiento de Salas, seg√ļn declar√≥ recientemente (y por dos veces) su Alcalde en este peri√≥dico, lo que no es √≥bice para que el actual regidor salense deba tener asumido que no se saca ning√ļn proyecto adelante instal√°ndose en la queja. Leer el resto de la entrada »

Categoría: Bajo Narcea Comentarios(0) Agosto 2011

Fernando Vela: La claridad que emerge de la niebla

Por Luis Arias

A Teófilo R. Neira, por su admirable y pionera labor en pro de la recuperación de Fernando Vela.
¬ŅQui√©n le iba a decir a Ortega que, precisamente en aquella tierra en la que la niebla imped√≠a ver el fondo de los valles y sus contornos, terminar√≠a por encontrarse, como el propio maestro dej√≥ escrito, con ¬ęla mente m√°s clara¬Ľ que hab√≠a conocido, es decir, con Fernando Vela? ¬ŅQui√©n le iba a decir a Ortega que ser√≠a precisamente Asturias el principal vivero de su luminoso magisterio? √Čste es el inventario: Fernando Vela (1888-1966), Valent√≠n Andr√©s √Ālvarez (1891-1982), Jos√© Gaos (1900-69), Pedro Caravia (1902-1984) y Manuel Granell (1906-1993). Leer el resto de la entrada »

Carta abierta a Carmen Moriyón

Por Luis Arias

¬ęOviedo es una ciudad fundada en la Edad Media; Gij√≥n es, a la vez, m√°s antiguo y m√°s moderno; m√°s antiguo porque tiene vestigios de un poblado romano; m√°s moderno por haberse adaptado antes a las exigencias de la √©poca presente. Gij√≥n tuvo antes que Oviedo ferrocarril, cabarets, tranv√≠as y jesuitas, todo lo malo y todo lo bueno¬Ľ. (Valent√≠n Andr√©s √Ālvarez).

Es usted, do√Īa Carmen, todo un fen√≥meno sociol√≥gico. Primero, irrumpe en la vida p√ļblica, avalada por una prestigiosa trayectoria profesional totalmente ajena a la pol√≠tica. Segundo, consigue desbancar a todo un r√©gimen que llevaba en el poder m√°s de 30 a√Īos en la ciudad de Jovellanos, eso s√≠, con la ayuda del grupo de la se√Īora Fern√°ndez Pardo, que desoy√≥ las consignas de su partido, d√°ndose la circunstancia a√Īadida de que en su momento fue do√Īa Pilar la manzana de la discordia que motiv√≥ que el se√Īor Cascos abandonase su ficha de militante del PP en Gij√≥n. Tercero, le toca pelear con casi todo, contra casi todos. Leer el resto de la entrada »

Los sindicatos de ense√Īanca como problema

Por Luis Arias

¬ęLa democracia es una operaci√≥n activa de engrandecimiento y bienestar moral. Debemos considerar a la naci√≥n como un gran dep√≥sito de energ√≠as latentes, de obras posibles, que s√≥lo necesitan una buena explotaci√≥n, aprovechamiento cabal. Es un deber social que la cultura llegue a todos, que nadie por falta de ocasi√≥n, de instrumentos de cultivo, se quede bald√≠o¬Ľ. (Aza√Īa).

Acaba de quedar atr√°s el mes de julio y, a pesar de que cada vez se convocan menos plazas docentes en la ense√Īanza p√ļblica, las oposiciones, m√°s bien los baremos que se aplican, vuelven a ser noticia. ¬ŅHasta cu√°ndo, hasta d√≥nde y hasta qu√© se seguir√° cometiendo el atropello de que haya personas que, habiendo obtenido la m√°xima puntuaci√≥n, se queden sin plaza? Estamos hablando de unas oposiciones en las que los examinandos tienen que demostrar tanto sus conocimientos como su aptitud pedag√≥gica. Leer el resto de la entrada »

Categoría: Ense√Īanza Comentarios(1) Agosto 2011

Mitos nórdicos

Por Luis Arias

“Fue el cr√≠tico de Ibsen, Brandes, quien me llev√≥ a conocer a Kierkegaard, y si empec√© a aprender el dan√©s traduciendo antes que otra cosa el Brand ibseniano, han sido las obras de Kierkegaard, su padre espiritual, las que sobre todo me han hecho felicitarme de haberlo aprendido.” (Unamuno en 1907)

Las espa√Īoladas, especie de bibelot con caspa, dieron cierto protagonismo a unas suecas que hac√≠an turismo en las costas de la reserva espiritual de Occidente, tentando nuestras pecadoras carnes con sus cuerpos de v√©rtigo. La moralina hablaba del alto porcentaje de suicidios en aquellos pa√≠ses n√≥rdicos tan promiscuos. Sin una heroica castidad, la justicia divina interven√≠a antes del juicio final. En efecto, para el nacionalcatolicismo, el infierno tan temido era el ineludible destino de placeres y libertades, un infierno que se alcanzaba en el hast√≠o de este valle de l√°grimas, que ni siquiera esperaba la separaci√≥n del alma y el cuerpo. Leer el resto de la entrada »

Categoría: Opini√≥n Comentarios(1) Agosto 2011

Ramón Pérez de Ayala: panteísmo, humor e inteligencia

Por Luis Arias

Ram√≥n P√©rez de Ayala, que se declar√≥ heredero del magisterio de Clar√≠n, no s√≥lo atisb√≥, con un poder de captaci√≥n po√©tica no superado, el pante√≠smo que se guarece en la geograf√≠a asturiana, sino que tambi√©n vio en nuestro paisanaje lo mucho que compartimos con el mundo anglosaj√≥n, con el que tanto sintonizaba el literato y abogado que en su momento ser√≠a nombrado embajador en Londres durante aquella II Rep√ļblica de la que fue uno de sus principales forzadores: ¬ęCuando el gallego sale de su tierra, sale cabalmente y por entero, se separa de ella, la deja tras de s√≠. Consecuentemente sobreviene la morri√Īa, que no se cura sino a la sombra de los √°rboles que crecen en la patria. Sucede con asturianos y gallegos lo que con franceses e ingleses. El franc√©s es como el gallego. Si emigra, tarde o temprano tiene que volver a la tierra natal. El ingl√©s no tiene esa necesidad. ¬ŅAcaso porque es menos patriota que el franc√©s? No es por eso, sino porque al emigrar no lo hace de hecho. El ingl√©s, adonde quiera que va, lleva a Inglaterra consigo. Cualquiera tierra donde pise la planta de un ingl√©s es ya tierra inglesa… A donde quiera que el asturiano va lleva a Asturias consigo. La tierra que pisa el asturiano es ya para siempre tierra asturiana. … Asturianos e ingleses son, por naturaleza, colonizadores…. y, en mi sentir, se asemejan muy principalmente en que Inglaterra representa dentro de Europa lo que Asturias representa dentro de Espa√Īa. La verde Asturias, humorismo¬Ľ. Leer el resto de la entrada »

Ortega y Gasset: una poética de Asturias desde la pedagogía política

Por Luis Arias

En 1910, Ortega hab√≠a presentado en la Sociedad el Sitio de Bilbao ¬ęla pedagog√≠a social como programa pol√≠tico¬Ľ. Sosten√≠a, frente a Unamuno, que ¬ęEspa√Īa es el problema, y Europa, la soluci√≥n¬Ľ. Dos a√Īos m√°s tarde, Melqu√≠ades √Ālvarez fund√≥ el Partido Reformista en el que milit√≥ el propio fil√≥sofo. En 1913, como un ap√©ndice del partido melquiadista, se cre√≥ la Liga para la Educaci√≥n Pol√≠tica, en la que participaron, adem√°s del pensador, Aza√Īa y P√©rez de Ayala. En 1914, seg√ļn la acertada expresi√≥n de Juli√°n Mar√≠as, Ortega ¬ęse dio de alta en la vida p√ļblica¬Ľ. Es el a√Īo en el que pronuncia en el madrile√Īo teatro de la Comedia la famosa Conferencia ¬ęVieja y nueva pol√≠tica¬Ľ y tambi√©n publica su primer libro, ¬ęMeditaciones del Quijote¬Ľ. Leer el resto de la entrada »