Conozco esas nubes

Por Luis Arias

Conozco esas nubes, como piedras de un muro que acaban de desgajarse, por donde el resplandor de la luna se abre paso. Conozco esa luna que ilumina las aguas del Narcea bajo el puente de Lanio. Conozco estas noches, que se prodigan tan poco. Refrescan s√≥lo lo suficiente para alejar el sofoco y preservan la calidez de una noche m√°gica. Conozco estas nubes, coro de un clamoroso silencio, que nos resguarda de toda estridencia. Conozco esta luz de agosto cuando el verano entona su canto de cisne y comparece con la hermosura agridulce de toda despedida que se precie. Leer el resto de la entrada »

Categoría: Bajo Narcea Comentarios(4) Agosto 2010

La Asturias de charanga y pandereta

Por Luis Arias

‚ÄúMi noble patria se hace cada vez m√°s est√ļpida. La Estupidez general influye sobre los individuos. Poco a poco, cada uno se va poniendo a la altura de los dem√°s‚Äú. (De una carta de Flaubert a Turgueniev).

El paso de la megaloman√≠a de Gir√≥n de Velasco a una especie de Kremlin hecho a la medida de la disidencia de Perlora. El imprevisto lance que hizo que de repente se abandonase la apuesta por una exquisita programaci√≥n con ‚Äúperformances‚ÄĚ para no se sabe qu√© inmensa minor√≠a, torn√°ndose tan elitista af√°n en un populismo de rumba. ¬ŅAcaso era √©sta la despedida que pod√≠a esperarse de don Vicente y su politbur√≥ cultural, convirtiendo su bienamada Laboral en un enclave para lo populachero, y, por si ello fuera poco, programando, otros√≠, el √ļltimo d√≠a de Asturias del arecismo con el gui√≥n de la charanga y la pandereta?
Leer el resto de la entrada »

Categoría: Opini√≥n Comentarios(9) Agosto 2010

De Marichal a Fernando Vela

Por Luis Arias

¬ęNo tard√≥ en cubrir mi frente una nube de melancol√≠a, pero de aquellas melancol√≠as de que s√≥lo un liberal espa√Īol en estas circunstancias pueda formar una idea aproximada¬Ľ (Larra).

¬ęLos casta√Īos de indias -encendidos rojos- y all√° el Aramo, con sus primeras nieves, emocionan a Clar√≠n suavemente. Piensa acaso que “el oto√Īo es la estaci√≥n m√°s filos√≥fica del a√Īo y de la vida”, de su vida, y le inunda una tristeza, mitad resignaci√≥n, mitad esperanzas ultratel√ļricas que no puede conocer la juventud¬Ľ (Fernando Vela).

¬ęEl m√≥vil literario de Feijoo no es tanto desenga√Īar a los espa√Īoles como explayar su personalidad por el vasto campo de los Errores Comunes. Su obra, m√°s que un repertorio de ideas dieciochescas, es su propia novela¬Ľ (Juan Marichal). Leer el resto de la entrada »

Categoría: Libros Comentarios(3) Agosto 2010

Del discurso de Cascos en Valencia de don Juan y otros eventos de la vida p√ļblica astur

Por Luis Arias

¬ęEl peligro de la libertad moderna es que llenos de goce de nuestra independencia privada, y dedicados a nuestros intereses particulares, renunciemos f√°cilmente a nuestro derecho de participaci√≥n en el poder p√ļblico¬Ľ. (Benjam√≠n Constant)

Tiempo hac√≠a que no viv√≠amos en Asturias tama√Īa efervescencia pol√≠tica. Esto, si se tiene en cuenta el inmovilismo que hemos venido soportando en los √ļltimos once a√Īos, ¬ęfierve¬Ľ. Aun en pleno mes de agosto informativamente hablando, la vida pol√≠tica llariega no est√° de vacaciones. √ćtem m√°s: el domingo con el que se iniciaba el mes veraniego por excelencia, la atenci√≥n pol√≠tica estuvo puesta en el discurso de un hipot√©tico candidato del PP, el se√Īor √Ālvarez-Cascos, y, tambi√©n en la intervenci√≥n de Javier Fern√°ndez, que oficialmente encabezar√° la lista del PSOE en las pr√≥ximas elecciones auton√≥micas. Leer el resto de la entrada »

Categoría: Opini√≥n Comentarios(6) Agosto 2010

Tras la dimisión del consejero Iglesias Riopedre

Por Luis Arias

Extra√Īo verano √©ste, que tantos ceremoniales de despedida escenifica. Por estos lares, vemos el abandono de las obras de la interminable autov√≠a de La Espina, sin operarios ni maquinaria. El presidente del Gobierno asturiano ya declar√≥ oficialmente que no repetir√° como candidato. Y ayer su viejo camarada Iglesias Riopedre present√≥ la dimisi√≥n por motivos de salud. El principio del fin del arecismo. La cuenta atr√°s de un ciclo pol√≠tico que concluye. Leer el resto de la entrada »

Categoría: Ense√Īanza Comentarios(5) Agosto 2010

Un debate tan estéril como circense

Por Luis Arias

¬ęSi yo fuera dictador de Espa√Īa, suprimir√≠a de una plumada las corridas de toros. Pero, entretanto que las hay, continuo asistiendo. Las suprimir√≠a porque opino que son socialmente un espect√°culo nocivo. Contin√ļo asistiendo porque est√©ticamente son un espect√°culo admirable y porque individualmente, para m√≠, no son nocivas, antes sobremanera provechosas, como texto donde estudiar psicolog√≠a del pueblo espa√Īol¬Ľ. (P√©rez de Ayala)

Se dir√≠a que estamos en la era de las prohibiciones, asunto nada balad√≠ y muy inquietante. Pero lo peor de todo es la chabacaner√≠a de las pol√©micas que se originan a resultas de ello. El Parlamento de Catalu√Īa acuerda prohibir las corridas de toros en su territorio en un momento en el que la patria de Espriu vive malestares varios, entre ellos, la sentencia sobre el Estatuto de 2006 y el llamado caso Millet, que trae a mal traer a m√°s de un grupo pol√≠tico. Leer el resto de la entrada »

Categoría: Opini√≥n Comentarios(8) Agosto 2010

Ovidio Sánchez en Villayón

Por Luis Arias

“Odio todo lo que huele a partido, a escuela o a secta, porque nunca he podido persuadirme que no sea un necio el hombre que profesa √≠ntegras todas las doctrinas de un partido, secta o escuela y rechaza las dem√°s” (Unamuno)

Hay que ver cu√°nto viaja el l√≠der del PP asturiano! Cuando se hizo p√ļblico el comunicado de Gabino de Lorenzo y otros dirigentes conservadores llariegos contra Cascos, don Ovidio andaba por Tierra Santa. Ya de regreso, se mostr√≥ solidario con el escrito. Y hoy en Villay√≥n declara lo extraordinario que es su trato con Rajoy y compa√Ī√≠a. ¬°Qu√© alegr√≥n no da! Leer el resto de la entrada »