¬ŅEs posible refundar una izquierda hundida?

Por Luis Arias

Por lo visto, Cayo Lara pretende que regresen a IU todos aquellos colectivos y personas que, por distintas razones, han ido abandonando la coalici√≥n. A eso lo llaman refundar la izquierda. Muy bien. Dejemos por un momento si algo as√≠ puede lograrse simplemente con un alarde medi√°tico y con cr√≠ticas al PSOE, cuya pol√≠tica gubernamental se lo pone tan f√°cil. Vayamos a otra cuesti√≥n mucho m√°s b√°sica. ¬ŅQu√© entienden estas buenas gentes por izquierda? Leer el resto de la entrada »

Categoría: Opini√≥n Comentarios(6) Junio 2010

Una mirada al cine de la transición

Por Luis Arias

El presente libro de la cineasta asturiana Amanda Castro no s√≥lo interesa al p√ļblico especializado en el cine espa√Īol de las √ļltimas d√©cadas, en contenidos relacionados con el feminismo y en nuestra m√°s reciente historia, pues me atrever√≠a a decir que su lectura agradar√° a todas aquellas personas que valoren la precisi√≥n, el buen estilo literario, as√≠ como una capacidad de an√°lisis no s√≥lo muy v√°lida, sino que tambi√©n despierta la voluntad de conocer todo lo que rodea a muchas de las pel√≠culas que aqu√≠ se interpretan. Estamos ante un libro sobre cine que no s√≥lo es para cin√©filos. Y estamos tambi√©n ante una mirada feminista cuya pesquisa va m√°s all√° de perspectivas parciales y especializadas. Leer el resto de la entrada »

Categoría: La Nueva Quintana Comentarios(2) Junio 2010

Tras las riadas

Por Luis Arias

Por el Narcea, bajaban troncos, se multiplicaban los rabiones y la niebla se desplegaba hasta las orillas. Lo que hubo fue mucho m√°s all√° de lo que se espera de las tormentas primaverales. Fue una tromba de agua que apenas dej√≥ tregua entre el pasado fin de semana y el martes de la actual. Los r√≠os crec√≠an, los manantiales reventaban y muchos regueros reaparec√≠an enloquecidos, al tiempo que nuestros √°nimos se encog√≠an y arrugaban, sinti√©ndonos inermes e indefensos ante lo que estaba cayendo. Leer el resto de la entrada »

Categoría: Bajo Nal√≥n Comentarios(3) Junio 2010

Venerado Pablo Iglesias

Por Luis Arias

¬ęPablo Iglesias era un doctrinario, un hombre con esp√≠ritu de profesor. No s√© si ten√≠a relaciones con los de la Instituci√≥n Libre de Ense√Īanza, pero, quitando algunas violencias de palabra, obligadas por su posici√≥n de tribuno popular, era muy parecido a ellos¬Ľ. (P√≠o Baroja)

¬ęPablo Iglesias es uno de esos santos laicos; don Francisco Giner es otro, ambos, los europeos m√°ximos de Espa√Īa… La sugesti√≥n que emana de ese hombre inerudito, de ese obrero sin literatura y sin jurisprudencia, que acaso haya le√≠do un solo libro, proviene de que nos parece un hombre traspasado √≠ntegramente por una idea. Pablo Iglesias es todo el socialismo¬Ľ (Ortega)

¬ęTres grupos se nos aparecen de esta nueva casta de espa√Īoles, tres grupos a los que siempre se les deber√° reconocimiento por su rebeld√≠a y por su b√ļsqueda de una m√°s firme y m√°s feliz Espa√Īa; tres grupos de ra√≠z y pretensiones diversas, de resultados y sino distintos, que ahora son muy distinta cosa, pero coincidentes en aquellas d√©cadas en estar en pie de guerra contra la falsa Espa√Īa, contra la m√°scara de la Espa√Īa viviente y verdadera. Son estos tres grupos el Partido Socialista fundado por Pablo Iglesias, la Instituci√≥n Libre de Ense√Īanza y la llamada Generaci√≥n del 98¬Ľ. (Mar√≠a Zambrano) Leer el resto de la entrada »

Categoría: Opini√≥n Comentarios(14) Junio 2010

Pedagogía ni-ni

Por Luis Arias

“Los pueblos, amigo m√≠o, tienen los gobiernos que toleran, aunque no se los merezcan. (Unamuno)

A primera hora de la ma√Īana, tras las intensas lluvias de la noche, el Narcea baja muy turbio, aunque no tanto como la vida p√ļblica, lo que ser√≠a imposible. Y, ahora, ya a la tarde, la borrasca sigue descargando sobre estos parajes. Vuelos veloces, casi siempre solitarios, de algunos p√°jaros. Arboleda que alivia su sed. Verdor que se torna m√°s vivo tras los calores soportados. Silencio, mucho silencio. Se dir√≠a que estas lluvias son el respiro que el paisaje se toma para acometer con fuerza los calores venideros del verano que llama a la puerta. Leer el resto de la entrada »

Categoría: Ense√Īanza Comentarios(19) Junio 2010

Carta abierta a Francisco √Ālvarez-Cascos

Por Luis Arias

¬ęCuando alguna vez me han preguntado qu√© es lo que soy en pol√≠tica, en filosof√≠a, en tantas otras cosas, he contestado: orejano. Orejanas son las reses que no llevan marca ni se√Īal alguna, porque no pertenecen a ninguna ganader√≠a, y es que me molesta que me traten como a un insecto y me claven a una caja por el coselete, poni√©ndome debajo un rotulito¬Ľ. (Miguel de Unamuno)

En Asturias, cuando se habla de usted, los t√©rminos medios no tienen cabida. O bien su persona es objeto de unas alabanzas hiperb√≥licas, o bien resulta v√≠ctima de mezquindades vomitivas. En Asturias y sobre Asturias, lo que mayor expectaci√≥n pol√≠tica provoc√≥ en los √ļltimos meses es su posible regreso a la pol√≠tica encabezando la candidatura de su partido al Gobierno de esta tierra. Lo cierto es que en los peri√≥dicos nacionales apenas se habl√≥ de qui√©n ser√° el pr√≥ximo candidato del PSOE en las pr√≥ximas elecciones auton√≥micas. La perogrullada que de esto se deriva es que, pol√≠ticamente hablando, somos noticia en el resto de Espa√Īa a resultas de los rumores que hay sobre su posible vuelta a la pol√≠tica en la tierra que lo vio nacer. Leer el resto de la entrada »

Ese discurso que se esgrime a tientas

Por Luis Arias

“Ya en tiempo de los Antoninos se advierte claramente un extra√Īo fen√≥meno, menos subrayado y analizado de lo que debiera: los hombres se han vuelto est√ļpidos. Pero el s√≠ntoma y documento m√°s terrible de esta forma, a un tiempo homog√©nea y est√ļpida, que adopta la vida de un cabo a otro del Imperio, est√° donde menos se pod√≠a esperar y donde todav√≠a, que yo sepa, nadie la ha buscado: en el idioma… La sabrosa complejidad indoeuropea, que conservaba el lenguaje de las clases superiores, qued√≥ suplantada por un habla plebeya, de mecanismo muy f√°cil, pero a la vez, o por lo mismo, pesadamente mec√°nico, como material; gram√°tica balbuciente y perifr√°stica, de ensayo y rodeo, como la infantil? Es (el lat√≠n vulgar), en efecto, una lengua pueril o gaga, que no permite la fina arista del razonamiento ni l√≠ricos tornasoles. Es una lengua sin luz ni temperatura, sin evidencia y sin calor de alma, una lengua triste que avanza a tientas. Los vocablos parecen viejas monedas de cobre, mugrientas y sin rotundidad, como hartas de rodar por las tabernas mediterr√°neas¬Ľ (Ortega y Gasset).
Lo sabemos, s√≠, somos, en el occidente de Asturias, una poblaci√≥n cada vez m√°s envejecida. Por eso no nos resulta extra√Īo que, desde los medios p√ļblicos, se nos hable como si fu√©semos duros de o√≠do (y hasta de mollera). Pero, en el caso que nos ocupa, no se trata s√≥lo de la m√ļsica (del tono que se emplea cuando se dirigen a nosotros), sino tambi√©n de la letra, es decir, de las perogrulladas que se nos dicen, especialmente cuando se solemnizan como si el discurso de turno fuese una de las √ļltimas grandes aportaciones al pensamiento occidental. Eso ya es excesivo, oiga. Leer el resto de la entrada »

Categoría: Opini√≥n Comentarios(15) Junio 2010

Esa bolsa de basura…

Por Luis Arias

“El hombre que ha visto a Luis XVI bajar la cabeza ante el hierro de un verdugo, que ha visto a una archiduquesa de Austria, reina de Francia, zurcirse las enaguas y los zapatos mientras esperaba el pat√≠bulo; el hombre, en fin, que se ve ministro mientras yo soy emperador de los franceses; tal hombre no deber√≠a tener jam√°s en la boca la palabra imposible”. (Palabras de Napole√≥n a Fouch√©).

¬°Cu√°nta carga metaf√≥rica y, al mismo tiempo, cu√°nta sordidez! Me refiero a la imagen difundida recientemente en muchos medios en la que puede verse al ejemplar ciudadano Luis Andr√©s Garc√≠a, m√°s conocido, empero, como Luigi, portando una bolsa de basura en un momento de su periplo por los √°mbitos judiciales. Tan honorabil√≠simo personaje vuelve a ser noticia en la medida en que se van conociendo detalles del llamado “caso Pretoria”. Y no deja de ser llamativo que, sin habernos repuesto a√ļn del mazazo de los recortes de Zapatero, sigamos soportando casos de corrupci√≥n. ¬ŅQu√© pasar√° cuando la sociedad tome conciencia de que el problema no reside tan s√≥lo en unos casos m√°s o menos aislados o f√°cilmente localizables, sino en los privilegios y clientelismos de la mal llamada clase pol√≠tica? Leer el resto de la entrada »

Categoría: Opini√≥n Comentarios(12) Junio 2010