Cuando la política está de saldo

Por Luis Arias

No es que haya saldos pol√≠ticos, se trata de algo a√ļn peor, y es que la pol√≠tica est√° de saldo. Desde que se evit√≥ la reprobaci√≥n de la ministra Maleni a esta parte, la carrera de desprop√≥sitos es en tal sentido vertiginosa. Se evit√≥ la susodicha reprobaci√≥n gracias a unas negociaciones en las que no se dirim√≠an precisamente las pol√≠ticas del Ministerio de Fomento, sino determinadas contrapartidas por el mero hecho de abstenerse en aquella pantomima. El referido episodio fue sonrojante. Ahora acaba de darse el paso siguiente: promesas econ√≥micas a la ciudadan√≠a, bien de devoluciones, bien de eliminar retenciones. Si usted me vota, le devuelvo tantos euros. Si usted me vota, sus retenciones ser√°n menores. Leer el resto de la entrada »

Categoría: Opini√≥n Comentarios(7) Enero 2008

Jugando a perder

Por Luis Arias

Mientras la FSA cumple su vocación de ser una continua rémora para Asturias, el PP, en cambio, vino haciendo cuanto estuvo en su mano para no convertirse en problema, es decir, casi siempre jugó a perder. Pudo pensarse que desde el momento en que Gabino decidió encabezar la lista al Congreso de los Diputados las cosas tomarían otro cariz. Pero la duda vuelve a presentarse con las imposiciones en las listas, de cuya procedencia pocas dudas se pueden albergar.

La voluntad perdedora del PP en Asturias tiene solera. El partido conservador s√≥lo cosech√≥ una victoria p√≠rrica en Asturias, victoria que estuvo a expensas de que IU le negara su apoyo a Trev√≠n. Y ese per√≠odo confirm√≥ que pudieron m√°s los cuchillos largos internos que la voluntad de triunfo pol√≠tico. A ello habr√≠a que a√Īadir que, si bien el llamado Petromocho fue un terrible mazazo para Asturias, la forma en que se sald√≥ la crisis conservadora, carg√°ndose a Marqu√©s, tampoco fue un episodio muy ejemplar de nuestra vida p√ļblica. En aquella crisis de ¬ęel marquesado¬Ľ se pusieron muchas cosas de relieve. No fue una historia, como no lo es ninguna en pol√≠tica, entre buenos y malos. Por parte de los unos y de los otros hubo actuaciones sonrojantes. Y, en cualquier caso, si hubiera que definir aquella etapa, tendr√≠amos que hablar, como m√≠nimo, de una anormalidad pol√≠tica lesiva para Asturias y para el propio partido conservador. Conviene no olvidar que, a resultas de aquello, don Ovidio ocup√≥ el principal sill√≥n de poder del partido conservador en Asturias, cosechando desde entonces derrota tras derrota. Leer el resto de la entrada »

Categoría: Opini√≥n Comentarios(7) Enero 2008

Luz de enero

Por Luis Arias

Si enero tuviese una referencia, ser√≠a la de las seis de la tarde de cada d√≠a. Es cuando puede constatarse que cada oscurecer se va retrasando. Se podr√≠a arg√ľir que tambi√©n cabr√≠a fijar la atenci√≥n en esos amaneceres que adelantan el alba. Pero lo cierto es que se trata de algo que se resiste m√°s a ser perceptible. Sin olvidar que la tarde cuenta con otra ventaja a√Īadida, pues es por definici√≥n mucho menos trepidante, lo que permite una observaci√≥n m√°s detallada y morosa.

Luz de enero que en cada crep√ļsculo ambiciona crecer. Luz de enero que en d√≠as como √©stos, en los que las nubes decidieron ausentarse, se presenta terrosa en cada oscurecer. Luz de enero que se retira sin ruido y sin furia, sabedora de que 24 horas despu√©s seguir√° creciendo y siendo menos alicorta. Luz de enero que empieza a mostrar el color viol√°ceo de casta√Īos y robles, desnudos tras su canto de cisne oto√Īal.

Luz de enero que, a estas alturas, no s√≥lo medra cada d√≠a, sino que adem√°s se va extendiendo poco a poco por aquellos lugares de los que la sombra se hizo due√Īa desde que el oto√Īo se fue batiendo en retirada. Luz de enero como un brazo que se va estirando irrenunciablemente sin premura

Luz de enero, exigua y raquítica, llamada, sin embargo, a estirones sin estridencias. Luz de enero que, cada tarde, va ganando terreno con la laboriosidad de la hormiga.

Categoría: Bajo Nal√≥n Comentarios(4) Enero 2008

¬ŅHasta d√≥nde, hasta cu√°ndo y hasta qu√©, se√Īor Riopedre?

Por Luis Arias

Don Jos√© Luis, que usted sea noticia por el abultado n√ļmero de asesores, as√≠ como por una considerable reducci√≥n de plantilla del profesorado, seg√ļn anuncian sindicatos del sector y el otrora socio de Gobierno se√Īor Valledor, es, como m√≠nimo, abochornante. Tenga, al menos en esto √ļltimo, la bondad de tranquilizarnos.
¬ŅC√≥mo es que desde √ļltimos de octubre a esta parte no tuvo usted ni la elegancia ni la decencia de pronunciarse acerca de su desmadrado y desmedrado n√ļmero de asesores, dato que sac√≥ a relucir tambi√©n el se√Īor Valledor en el Parlamento asturiano? ¬ŅC√≥mo puede justificarse, se√Īor m√≠o, que, a d√≠a de hoy, no conozcamos qui√©nes son esos 67 asesores, qu√© horario tienen, en qu√© dependencias trabajan ni qu√© emolumentos reciben, es decir, si son m√°s cuantiosos que los que percibir√≠an si se dedicasen a estar en contacto permanente con esa herramienta que tantas alergias debe producir, a la que seguimos llamando tiza? ¬ŅTan nulo respeto tiene usted por la profesi√≥n docente, que es la suya, o, al menos lo fue, as√≠ como por la sociedad asturiana en general que ni siquiera tuvo a bien hasta el momento dar la m√°s m√≠nima informaci√≥n al respecto? Leer el resto de la entrada »

Categoría: Opini√≥n Comentarios(20) Enero 2008

Tras ¬ęla derrota¬Ľ de Gallard√≥n

Por Luis Arias

Rara vez se sit√ļa la brega pol√≠tica en el g√©nero tr√°gico. Eso s√≥lo sucede en momentos hist√≥ricos muy contados y no menos singulares. Acostumbra m√°s bien a asentarse tal pugna en el drama y en la comedia. Y tambi√©n puede incurrir de lleno en el melodrama, incluso en la comedia bufa. La derrota que Ruiz-Gallard√≥n declara haber sufrido no se inclina del lado de lo tr√°gico. Tampoco en lo bufonesco ni melodram√°tico. √ćtem m√°s: teniendo en cuenta qui√©n le hizo perder la batalla, su figura p√ļblica se fortalece, sin ning√ļn g√©nero de dudas.

Lo que trasciende de los medios, sean m√°s o menos afines al personaje que nos ocupa, es que do√Īa Esperanza Aguirre forz√≥ a Rajoy a que excluyese de la lista electoral al Congreso de los Diputados al actual regidor de Madrid. Ello, con independencia de que pudieran tener su peso sectores y personajes del PP que no viesen con buenos ojos la presencia de Gallard√≥n en el Parlamento. Y que ese peso contase en la decisi√≥n de don Mariano.

Por mucho que se airee lo contrario, tengo serias reservas a la hora de aceptar que Gallard√≥n sea m√°s centrista que do√Īa Esperanza. De lo que estoy persuadido, en cambio, es de que la capacidad intelectual del alcalde de Madrid, as√≠ como su bagaje de conocimientos e inquietudes, distan a√Īos luz con respecto a la se√Īora Aguirre. ¬ŅAlguien se imagina a don Alberto incurriendo en gazapos tan soberanos como los que llev√≥ a cabo do√Īa Esperanza siendo ministra de Educaci√≥n? Leer el resto de la entrada »

Categoría: Opini√≥n Comentarios(9) Enero 2008

EL POETA Y LA CIUDAD

Por Luis Arias

(Ante la muerte de √Āngel Gonz√°lez)

Observo el primer libro que compr√© de √Āngel Gonz√°lez: ‚ÄúPalabra sobre Palabra‚ÄĚ. Recuerdo muchos de sus poemas, casi todos marcados por aquella iron√≠a asturiana de la que habl√≥ Alarcos a la hora de ocuparse precisamente de la obra del poeta que acaba de fallecer: ‚ÄúQuiz√°s es el que mejor representa en la l√≠rica lo que puede llamarse tono asturiano: una mezcla de humor ir√≥nico, de melancol√≠a, de sobriedad expresiva, de natural profundidad y poco colorido‚ÄĚ.¬† F√°bulas para animales. Chicas universitarias que declinan griego y que usan la coca-cola con fines dif√≠cilmente imaginables. El instante en un bello soneto de amor y pasi√≥n. Los recuerdos de una capital de provincias. Lo vivido y mascullado en silencio antes de convertirse en poes√≠a. La vocaci√≥n frustrada de cantar boleros. Lo que tuvo que pasar para que el poeta tenga nombre y apellido. Cucarachas que no saben en qu√© pa√≠s viven. La historia, como la morcilla, que se hace con sangre y se repite. Aquel general que confundi√≥ las urnas con las armas. Los ojos que alguien se dej√≥ en un plato. Gui√Īos a un humor quevediano. Gui√Īos hechos desde un amargo escepticismo.

Leer el resto de la entrada »

Categoría: Libros Comentarios(12) Enero 2008

DESDE UN RINC√ďN DEL BAJO NARCEA

Por Luis Arias

La tarde se entrega con suavidad, se diría que perezosa. El Narcea discurre con un caudal considerablemente menor al que acostumbra en estas fechas. El cielo está algo empedrado. A consecuencia de la lluvia fina, casi imperceptible, el río se inunda de las sopas que se van formando con el leve goteo.

Leer el resto de la entrada »

Categoría: Bajo Nal√≥n Comentarios(6) Enero 2008

¬ŅUn duelo entre Gabino y √Ālvaro Cuesta?

Por Luis Arias

Imagine el lector por un momento que los mandamases del PP en los Madriles sugieren que Gabino de Lorenzo encabece la lista pepera por Asturias al Congreso de los Diputados. Imaginen que al primer edil de Vetusta no le produce ¬ęgalbana¬Ľ tal hip√≥tesis y que se decide a ello. No puede negarse que tal eventualidad llenar√≠a de ambiente la campa√Īa electoral astur. El gayasperu Gabino ser√≠a a Oviedo lo que Gallard√≥n a Madrid. Alcaldes carism√°ticos, vencedores en muchas lides electorales. Inconmensurable. T√©ngase en cuenta adem√°s qui√©n ser√≠a el antagonista gabiniano, don √Ālvaro Cuesta (creerlo). ¬ŅQu√© dir√≠a el muy honorable se√Īor Mortera para su mag√≠n? ¬ŅTendr√≠a, por mucho que quisiera ocultarlo, su coraz√≥n partido? No hay que olvidar que, siendo don √Ālvaro l√≠der del Grupo Socialista en el Consistorio de Vetusta, tuvo una excelente relaci√≥n con don Alberto, entonces rojo de pro, como su jefe de filas. Leer el resto de la entrada »

Categoría: Opini√≥n Comentarios(9) Enero 2008

Periferia de Oviedo

Por Luis Arias

A √ļltimos de enero podr√°n darse por concluidas las obras de la autov√≠a entre Trubia y la variante de Grao, que enlazar√° con el tramo siguiente hasta Doriga. As√≠ pues, estamos hablando de casi cuatro a√Īos de tiempo invertido en esta infraestructura entre Trubia y la villa moscona. Por mucho que se quiera dulcificar el asunto, el ritmo vino siendo de una lentitud dif√≠cilmente justificable, que, a su vez, hace que se tengan serias reservas acerca de lo que se viene anunciando, es decir, que en 2009 estar√° terminada la autov√≠a hasta la Espina.

En todo caso, es un hecho que Grao puede considerarse situado en la periferia de Oviedo. Lo mismo suceder√° con Cornellana y Salas, as√≠ como con la parte baja del concejo de Belmonte de Miranda y tambi√©n con Candamo. Ante ello no podemos no preguntarnos hasta qu√© punto son los pol√≠ticos conscientes de esta realidad y en qu√© medida piensan afrontarla. Leer el resto de la entrada »

Categoría: Bajo Nal√≥n Comentarios(5) Enero 2008

El nodo, como subg√©nero period√≠stico (ante el 70.¬ļ cumplea√Īos del Rey)

Por Luis Arias

Noche del 2 de enero: la televisi√≥n p√ļblica emite un programa especial para celebrar el 70.¬ļ cumplea√Īos del Rey de Espa√Īa. Hagiograf√≠a y paneg√≠rico llevados a la peque√Īa pantalla, previo paso por la escuela que marc√≥ el nodo. Tono halagador hasta el empalagamiento que, bien pensado, tendr√≠a que ser molesto incluso para el propio homenajeado. Porque, si hay algo que se ve venir a leguas, es la lisonja babosa, que, en principio, tiene que desagradar casi principalmente a quien es objeto de ella. Los docentes sabemos largo rato de eso, se lo puedo asegurar. Leer el resto de la entrada »

Categoría: Sin categor√≠a Comentarios(3) Enero 2008

« Previous Entries