Autor del blog

OTRO MEDIO MÁS DE ESTABULACIÓN HUMANA

admin (30 de Diciembre, 2010)

Vicente Del bosque recoge el premio principe de Asturias

Vicente Del bosque recoge el premio principe de Asturias

La Selección Española de Fútbol ha decidido entregar la cuantía del premio Príncipe de Asturias a la Fundación Down con el objeto de promover, desarrollar y potenciar la plena integración de las personas con síndrome de Down y otras discapacidades intelectuales pero a renglón seguido aseguran destinar los 50.000 euros del premio a la construcción de un Centro Integral para Adultos con Discapacidad Intelectual y sus familias al que estamos totalmente seguros que el seleccionador nacional de fútbol no enviará a su hijo con síndrome de Down.

Como militante del movimiento de vida independiente la noticia no provoca en mi satisfacción alguna, estoy en total desacuerdo con el internamiento de las personas con diversidad funcional en centros de reclusión, nosotros propugnamos la incorporación de estas personas con diversidad funcional a la vida social activa promocionándoles los necesarios apoyos para que esa socialización sea efectiva y plena.

Todos los ciudadanos tenemos la obligación y así lo dicta el mandato de la Convención de las Naciones Unidas para las Personas con Discapacidad, ratificada por nuestro gobierno, de proteger a estas personas pero incorporándolas a la sociedad procurando que lo hagan en igualdad. Fuera de eso solo nos encontraremos con el inconfesable deseo de apartarlos aparcándolos entre los muros de estos edificios de estabulación humana en los que repito, a buen seguro, no terminará el hijo de Vicente del Bosque ni ningún otro diverso funcional de similares características cuya familia goce de medios para evitarlo.

PRESENTACIÓN LIBRO: ¿ESTAMOS TODOS?

admin (25 de Noviembre, 2010)

Portada del libro

Portada del libro

Presentamos un nuevo libro de José Martínez Sánchez que, no en balde, desde la portada formula una pregunta inquietante: ‘¿Estamos todos?’. Una pregunta convertida en la cuestión de cada una de sus páginas, porque el motivo fundamental de este libro lo constituye una indagación sobre los juegos y el universo de niños discapacitados que, injustamente, se ven postergados de ellos.

De cuantas frustraciones recordamos haber sufrido cuando niños ninguna tan amarga como evocar aquella ocasión en la que fuimos excluidos de participar en alguno de los juegos que iniciaban nuestros compañeros. Es cierto que la infancia puede ser cruel, pero también es cierto que nuestra obligación como padres y educadores consiste en inculcar en nuestros hijos, en nuestros alumnos, valores fundamentales como la necesidad de convivir en paz y armonía con el resto de nuestros semejantes, lograr que cada uno de nosotros acepte las diferencias de los demás como un rasgo enriquecedor de nuestra propia personalidad. Discriminar del apasionante mundo de los juegos infantiles a un niño por el hecho de ser discapacitado no sólo es una injusticia, sino una falta contra la convivencia y, ahora, tal y como nos muestra José Martínez, supone, además, desconocer las inmensas posibilidades integradoras contenidas en los juegos, desde los más simples a los más complejos.

Todos, en más de una ocasión, hemos soñado con ser niños de nuevo y recorrer los territorios de nuestra infancia repitiendo aquellos juegos que nos divertían y, en cierto modo, nos hicieron ser como somos.Tomar nuestra espada de madera y acometer contra imaginados enemigos, jugar al escondite, a las canicas; al trompo… A un paisano de José Martínez, Federico García Lorca, poeta con alma de niño, le debemos estos versos:

Señor, que me devuelva
mi alma antigua de niño,
madura de leyendas,
con el gorro de plumas
y el sable de madera.

Con este libro el autor pretende que todos los niños puedan jugar con su gorro de plumas y su sable de madera. El mismo sable de madera con el que José Martínez arremete, cual nuevo Quijote, contra molinos de viento convertidos en gigantes que se oponen a que todos los niños gocen en sus juegos.

Es cierto: no estamos todos, pero confiamos en estarlo en un futuro próximo y prometedor.

Los interesados en el libro pueden dirigirse a la EDITORIAL

SER O TENER: HE AQUÍ LA DIFERENCIA

admin (4 de Marzo, 2010)

Reproducimos carta abierta escrita por la madre de un niño con diversidad funcional física referido a un artículo publicado en La Voz de Galicia que nos ha parecido aporta luz al debate de la semántica a la hora de eliminar barreras.

La mitad de los alumnos del colegio están en régimen interno de lunes a viernes

La mitad de los alumnos del colegio están en régimen interno de lunes a viernes

Quisiera hacer llegar mi queja y malestar por la desacertada terminología lingüística  empleada en el reportaje aparecido en su periódico el 28 de febrero, titulada La élite invisible de los colegios gallegos.

En un medio de comunicación, las formas sí importan, porque encierran unos valores determinados y en éste caso, transmiten etiquetas de incompetencias falsamente demostradas.

Como madre de niño con diversidad funcional, como maestra especialista en Pedagogía Terapéutica, y como ciudadana consciente de la sociedad a la que quiero contribuir, quisiera hacer algunas aclaraciones:

Mi hijo no “es” un paralítico cerebral: es un n-i-ñ-o, entre cuyas características, una más, está la de “tener” parálisis cerebral.

Además, le garantizo que mi hijo no “sufre” parálisis cerebral. Alberga una de las almas más ricas de cuantas he conocido: es brillante, feliz, solidario, inteligente, apasionado, luchador, honesto… Creo que se ha ganado su derecho a que se le respete y valore en función de sus características, y el hecho de que no sea modelo estándar, no le resta ni un ápice de su valía. Porque…, si el reportaje habla de alumnos distintos, ¿quiere esto decir que los otros son iguales?

El hándicap para mi hijo no proviene del hecho de desplazarse en silla de ruedas, sino de las barreras mentales y/o actitudinales que le estereotipan y le limitan como ser humano.

Quisiera también aclarar que sí tenemos un marco legislativo coherente, de rango supranacional: el articulo 24, referente a Educación, de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (ONU, 2006) “Los Estados Partes reconocen el derecho de las personas con discapacidad a la educación. Con miras a hacer efectivo este derecho sin discriminación y sobre la base de la igualdad de oportunidades, los Estados Partes asegurarán un sistema de educación inclusivo a todos los niveles así como la enseñanza a lo  largo de la vida“.

Los desacuerdos con la administración educativa surgen, muchas veces, porque ésta contraviene el espíritu de la ONU y los derechos adquiridos y ratificados por nuestro país.

Habla de armonización imposible. Pues bien, yo quisiera compartir  que la diversidad no sólo es un valor, sino que es armonía pura. En una sociedad justa con todos sus miembros, las mentalidades paternalistas y los barnices moralistas estarían fuera de lugar.

Mª Luz López Díaz
Portomarin (Lugo)
Miembro del Foro de Vida Independiente

EDUCACIÓN INCLUSIVA

admin (5 de Febrero, 2010)

Ante el insostenible rechazo y exclusión por parte de los centros escolares y administraciones educativas, un grupo de padres y madres de niños con diversidad funcional (discapacidad) son los promotores de la campaña “Inclusión en el Pacto Educativo de Estado“, para exigir que en el mismo se añada un décimo punto que contemple la educación inclusiva de sus hijos y cumpla íntegramente lo dispuesto en la Convención de la ONU sobre los derechos de las personas con discapacidad y en la Ley Orgánica de Educación, independientemente de la administración responsable del proceso educativo y que hasta el momento ha recibido el apoyo de más de 3.800 firmas a través de Internet.

Manifestación en Barcelona a favor de la educación inclusiva. | Efe

Manifestación en Barcelona a favor de la educación inclusiva. | Efe

Así comienza la nota de empresa que desde el Foro de Vida Independiente se envió a los medios de información, porque estos días saltó a la prensa la intención de los gestores de la Comunidad Valenciana y Cataluña de crear centros especiales para niños con dificultades de aprendizaje en lugar de integrarlos con apoyos como dispone la Convención de la ONU ratificada por el Estado Español.

En Barcelona los padres de los niños con necesidades especiales se han puesto en pie de guerra esperando que en el resto de España tomen conciencia de que esto no es un hecho aislado sino que como denuncia el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) tanto ellos como sus organizaciones dependientes vienen recogiendo quejas de alumnos y familias que denuncian intentos de las administraciones de educación en las distintas autonomías de negar su derecho a la educación inclusiva y a la libre opción de modelo de escolarización.

Cuando me tocó a mí, las expresiones ‘educación inclusiva’, integración o segregación en el medio educativo ni se usaban ni se entendían. Entonces eras afortunado si conseguías que el maestro te permitiera asistir a escuela primaria o que en el Instituto, el director asumiera las molestias que un chico en silla de ruedas les pudiera ocasionar, por eso, cada vez que he sido requerido para hacerlo, he afirmado sentirme afortunadísimo de haber sido educado, o mejor dicho, de haber podido estudiar con el resto de los chicos aunque solo fuera porque ante los hechos consumados de que mis padres veían eso de un modo natural, los responsables no acertaron a negarse.

Fue bueno sobre todo para mí que pude llegar a la enseñanza superior pero también para el resto de los alumnos que sin duda aprendieron conmigo muchas cosas al respecto de un diverso funcional. Así, hace un par de meses, paseando por un centro comercial me encontré con Quinito, un amigo de la infancia, hijo de un conocido futbolista del Racing de Santander al que llamaban ‘Kiko el farol‘ por su porte dandi y distinguido. Soltó las bolsas que llevaba en la mano y las levantó para llamar mi atención al tiempo que gritaba ‘chuchi’, ‘chuchi‘ que es como de niño me llamaban y se acercaba para terminar por fundirnos en un abrazo.

Seguramente llevábamos 35 años sin vernos pero nos dejamos huella mutuamente. Mis amigos de infancia fueron luego amigos de juergas y a ese horizonte aspiro para el resto de los chicos. Creo que los niños con diversidad funcional de cualquier tipo que hoy accedan al medio educativo lo deben hacer plenamente integrados con los demás y si para hacerlo, para no entorpecer la marcha del resto, tienen que contar con ayudas, que las pongan que para eso pagamos impuestos.

Gracias a haber podido estudiar y ser educado como los demás, pude integrarme en el estadio laboral, cotizar 30 años a la Seguridad Social y pagar impuestos, en definitiva, mantener el país en lugar de que este fuera el que me mantuviera. Encerrarlos en círculos restringidos y protegidos solo puede producir individuos infelices e inútiles para la sociedad.

DIVERSIDAD FUNCIONAL

admin (23 de Enero, 2010)

Es un día como otro más de invierno pero no muy frío, húmedo pero no excesivamente lluvioso, un año ‘diverso’ como los demás a excepción de la crisis. No obstante, es un día especial para mí porque hoy pongo el primer comentario en ‘SIN BARRERAS’ este nuevo blog editado gracias a La Nueva España en el que plasmaremos con todo el alcance que nuestra erudición permita las realidades locales, comunitarias, nacionales y globales que rodean el mundo de la ‘Diversidad Funcional’ (discapacidad).

Vamos a comenzar por tanto explicando la carga significativa del término ‘Diversidad Funcional’ como expresión conjunta.

Todos somos, de algún modo, ‘diverso funcionales‘. Cada uno de nosotros se caracteriza por una serie de cualidades, particularidades, anormalidades y singularidades como consecuencia de la inteligencia o capacidad física de que fuimos genéticamente dotados, de la formación recibida y de las circunstancias particulares en que se desarrolló nuestra personalidad.

El nuevo término fue acuñado por el Foro vida independiente para designar lo que habitualmente se conoce como “discapacidad” pretendiendo eliminar con ello, la negatividad que encierran los anteriores modos de definir nuestro diverso colectivo. Debemos tener en cuenta que, dependiendo de lo alejado de los estándares sociales que el individuo se encuentre, mayor rechazo genera en la sociedad. Esto quizá parezca duro dicho así pero es una persistente realidad que cada día viven personas con distinta diversidad funcional, lesionados medulares, paralíticos cerebrales, ciudadanos con secuelas de polio o de enfermedades degenerativas, autistas, síndrome de dawn, etc…, por tanto, aunque solo sea por lo integrador del nuevo término ya merece la pena defenderlo.

Foro vida independiente, una comunidad virtual que aglutina una participación oscilante que se mueve actualmente en una horquilla de 700 a 900 miembros que discuten sobre los derechos de las personas con diversidad funcional y con la visibilidad e integración del colectivo en la sociedad, fue quien lo propuso hace aproximadamente tres años habiendo logrado ya su presencia en Wikipedia y la utilización habitual por muchas organizaciones y en muchos foros, incluida la prensa como puede verse en una noticia publicada en Logroño por ejemplo un día de estos.

Para los miembros del Foro, la integración del ‘diverso funcional’ en el tejido social es tan importante que desde el año 2007, viene protagonizando una serie de manifestaciones en Madrid, siempre en el mes de Setiembre, con el lema ‘Por la Visibilidad de la Diversidad Funcional’ y ‘Nada sobre nosotros, sin nosotros’

En este blog, utilizaremos en más de una ocasión e indistintamente tanto los términos como los lemas.