Autor del blog

El nuevo baremo de dependencia podría suponer más recortes

admin (6 de octubre, 2010)

José Manuel Ramirez

José Manuel Ramirez

El Observatorio Estatal de la Dependencia advierte de que el nuevo baremo para valorar al dependiente podría dificultar más el acceso a las ayudas.
José Manuel Ramírez, director del Observatorio Estatal de la Dependencia, advierte de que también se producen restricciones puesto que “en el manual de instrucciones el apoyo especial, que antes era aplicado con frecuencia a las personas con enfermedad mental o problemas de conducta ya no lo es; ahora se incluye solamente en los casos de sordoceguera, obesidad mórbida y otras situaciones en que se necesiten dos personas para prestar el apoyo“.
A su juicio, “este hecho, junto con el criterio de no admitir a trámite las solicitudes de personas que estén con tratamientos de rehabilitación o que pasen largos periodos de hospitalización, hace que el acceso a la prestación por parte del enfermo mental sea más difícil“, pese a que el objetivo del nuevo baremo es adaptarse a este colectivo.
Además, aunque el borrador no prevé “un incremento del número de potenciales beneficiarios, sino una redistribución en los grados y niveles de dependencia más ajustada“, cree que “muchas personas que precisan apoyos no llegarán a los 25 puntos que se necesitan, porque es un baremo más preciso y más restrictivo“. En su opinión, “podría ser un recorte de la dependencia encubierto“, al dificultar alcanzar el nivel y el grado de dependencia. De hecho, “el manual de instrucciones, mucho más extenso que el vigente, deja menor margen a la sensibilidad individual de los valoradores“.
Por ejemplo, el nuevo baremo obliga a rellenar todos los ítems y en el manual de instrucciones se establecen criterios técnicos para la admisión a trámite de solicitudes, precisando que no se admitirán las de personas que estén en tratamiento de quimio o radioterapia -hasta que no finalicen el tratamiento-, ni las que estén en tratamiento de rehabilitación, ni las que estén hospitalizadas en larga estancia.

DESAMPARO

admin (31 de agosto, 2010)

Los que lo conocen dicen que solo tiene movilidad en una mano y los que tienen la obligación de vigilar por el cumplimiento de sus derechos y que lo han expedientado por problemas de convivencia, dicen que no paga.

El caso que Joaquín Rico de 49 años ha sido expulsado del Centro de Atención a Minusválidos Físicos de Ferrol y puesto de patitas en la calle. El Grupo Diversidad Funcional de aquella localidad ha tomado interés en el asunto y ha conseguido que sea alojado en una residencia para mayores evitando que pase una noche más en la calle pero, por falta de fondos, piensan que posiblemente vuelva a quedar en situación de desamparo.

A uno no lo deja de asombrar un país que acoge a medio centenar de presos cubanos y sus familias proporcionándoles manutención y casa para quedar elegante ante el mundo mientras da por el ano a uno de sus dependientes. Luego los políticos se sorprenden de que sus ciudadanos muestren, a medida que transcurren los períodos electorales, más escepticismo y a mí me sorprende que ellos se sorprendan.

Los ciudadanos debemos meditar y debatir el papel que el estado ha de jugar respecto a las personas que por su diversidad funcional se encuentra en estado de dependencia y lo debemos hacer porque el tema puede tocarnos aunque aparentemente todavía nos parezca ajeno o lejano. Todos los hombres y mujeres pueden ser mañana padres o madres de un hijo con diversidad funcional o hijos de un padre o madre dependiente. Porque ¿Cuándo se va a dar cuenta esta sociedad que facilitar los medios para el desarrollo de una vida en igualdad de oportunidades fomenta el empleo y crea riqueza? Nuestros políticos están ciegos y debemos guiarlos por el camino correcto y los padres y asociaciones de padres deben observar a sus hijos con diversidad funcional como seres útiles y productivos en una sociedad moderna y dejar de imaginarlos como eternos niños pequeños y asexuados.

MENOS DEPENDENCIA = MÁS DIGNIDAD

admin (8 de julio, 2010)

Monica Sumay

Monica Sumay

La autora del texto que seguidamente reproduzco se llama Mónica Sumay Castañeda, reside en Galicia, es madre de una adolescente con diversidad funcional intelectual y vicepresidenta de SOLCOM. Las palabras fueron expresadas en un contexto lectivo respondiendo a la consulta de una estudiante que preparaba un trabajo sobre las personas dependientes.

Se considera dependiente aquella persona que por diferentes circunstancias no puede realizar por si misma todas las tareas básicas de la vida diaria, como vestirse levantarse, cambiar de posición, comer , saber a dónde ir o que hacer, la lista sería interminable, pero más que centrarnos en lo que no se puede hacer habría que empezar a cambiar el sentido de la visión que se tiene a cerca de las personas con diversidad funcional y sería la de preguntarnos qué cosas puede hacer con ayuda de otra persona, pues te sorprendería, puesto que son casi las mismas que el resto de los ciudadanos, solo hace falta quitarse los prejuicios y probar.

Aunque dentro del colectivo todavía hay mucha gente que no sabe lo que significa vivir de manera independiente, y muchas de esas personas probablemente tengan miedo, el sentimiento de ser o no ser dependiente viene impuesto por lo que la sociedad te permite hacer y los medios y recursos con los que cada uno cuente.

El problema es que en nuestro país a pesar de contar con una legislación muy avanzada en cuanto a reconocimiento de los derechos de las personas con diversidad funcional, y a pesar de ser un país que durante estos 30 años de democracia se ha conseguido cambiar la mentalidad de sus ciudadanos en muchas cosas, todavía en pleno siglo XXl tenemos que decir, que en España, las personas con diversidad funcional son discriminadas, se violan sus derechos humanos porque no hay una cultura reclamante, todavía creemos que la diversidad funcional es un castigo y que cada cual debe cargar con su cruz, sin pensar que nadie es culpable de esa situación, mientras que sí somos culpables y cómplices de que no haya una prevalencia social a la hora de destinar los recursos para que estas personas puedan vivir con dignidad y en igualdad de oportunidades que los demás.

Porque no participan plenamente, por infinidad de razones pero destacaría que al no tener formación tampoco tienen posibilidades de buscar un empleo digno, porque al no tener medios ni recursos no pueden pelear en los tribunales de justicia, porque en muchos casos no saben a qué tienen derecho, porque en muchos casos no tienen ni voz para denunciar las situaciones de abuso y de maltrato. Y así, al no poder ejercer sus derechos no cuentan para la sociedad.

La familia es un apoyo muy importante siempre que tenga una visión abierta hacia la diversidad pero si no es así se convierte en los primeros vulneradores de sus derechos al no tenerlos en cuenta en la toma de sus decisiones. Lo primero que habría que hacer es que todo aquel que tenga un mínimo de dignidad humana colabore de la manera que sepa o pueda en ese cambio de mentalidad, hace falta hacer visible la situación en que viven, y la gran injusticia social que se está cometiendo contra ellos, puesto que es vergonzoso como vemos en la prensa hablar de corrupción, o que se dediquen horas y horas de información a cerca de un mundial de futbol, cuando hay gente a la que se le niegan ayudas para atender a sus familiares con dignidad. ES INTOLERABLE Y TREMENDAMENTE INJUSTO.

Otro aspecto de vital importancia es que el colectivo tome conciencia de la importancia de recurrir a la vía judicial (y lo digo desde la experiencia) puesto que mientras no se llenen los juzgados de demandas por vulneración de las leyes, los responsables de hacerlas cumplir no lo harán.

Luego estaría la formación de la sociedad, la participación de las personas con diversidad funcional desde la infancia en todos los ámbitos (educación, ocio, etc…) Puesto que la buena educación es el camino hacia una sociedad más justa.

Hemos querido hacer partícipes de esta lúcida exposición a todos los visitantes de nuestro blog.

COPAGO

admin (27 de mayo, 2010)

Dependientes manifestandose en Valencia

Dependientes manifestandose en Valencia

Ha quedado visto para sentencia, el recurso contencioso-administrativo interpuesto por el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) contra el acuerdo del Consejo Territorial del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia sobre determinación de la participación del usuario en el coste de los servicios, conocido coloquialmente como copago.

Desde que se tuvo conocimiento de la redacción de la Ley de Dependencia, el Foro de Vida Independiente, mostró su oposición al copago ya como concepto para financiar parte del servicio de asistencia personal al considerar claramente discriminatorio dado que el contribuyente en situación de dependencia, paga dos veces, una directa mediante el copago y otra indirecta vía impuestos.

Ahora, es el CERMI el que intenta demostrar que el acuerdo de copago podía vulnerar la Ley 29/2006 por no adecuarse a la finalidad de promoción de la autonomía personal, por castigar especialmente a las personas en situación de dependencia que obtienen ingresos a través del ejercicio de una actividad laboral. El acuerdo, a juicio del CERMI, puede por estas razones desincentivar la vida activa y participativa, yendo en contra del objetivo de la máxima autonomía de la persona.

Esperamos que los jueces estén a la altura de las circunstancias.

SOLCOM recurre el decreto de dependencia de la Xunta de Galicia

admin (26 de abril, 2010)

Logo de SOLCOM

Logo de SOLCOM

Solidaridad Comunitaria dice que la norma no se ajusta ni a la Convención de la ONU de 2006 ni a la Constitución Española.

La Asociación SOLCOM para la solidaridad comunitaria de las personas con diversidad funcional y la inclusión social ha presentado un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSXG) contra el decreto de la Xunta que regula los derechos de las personas en situación de dependencia, por considerar que no se ajusta a la normativa vigente y sostiene la discriminación de las personas en situación de dependencia.

El texto recurrido restringe las libertades y la autonomía de las personas con diversidad funcional (discapacidad) y no se ajusta ni a la Constitución Española ni a la Convención de la ONU sobre los derechos de las personas con discapacidad que en su artículo 19 considera el ‘derecho a vivir de forma independiente y a ser incluido en la sociedad‘. Este derecho fundamental es incompatible con el internamiento de los ciudadanos en residencias, donde se les excluye de la sociedad y se les obliga a llevar una vida dependiente, algo que no debería favorecer ninguna nueva norma.

La normativa fomenta el internamiento sistemático de ciudadanos en residencias, en detrimento de la opción de vivir en sus propios hogares y con la asistencia personal y técnica necesaria, ya que destina muchos más recursos económicos a las opciones no inclusivas que a la asistencia personal.

En SOLCOM se considera que el derecho a llevar una vida independiente en el entorno que cada ciudadano decida y contando con la asistencia personal que precise, no es una pretensión inabordable, sino una obligación que el Estado debe cumplir. Se trata de un derecho humano y fundamental, consagrado por esta Convención que es la ley superior para España y todas sus Administraciones.

También se cuestiona el enfoque económico del decreto. Frente a los 2.300 euros o 5.000 euros mensuales que cuesta una plaza en una residencia para una persona gran dependiente, para la contratación de apoyos para vivir en el propio hogar se destinan cantidades que son insuficientes y no permiten una opción más humana y respetuosa con los derechos fundamentales de las personas.

La intención de este recurso es corregir una norma que vulnera derechos fundamentales y que debe adecuarse al nuevo marco normativo que fija la Convención de la ONU, modificando los criterios económicos y conceptuales que ahora implican de facto formas contrarias a la Convención de la ONU, con el fin de favorecer la igualdad de oportunidades y la inclusión social.

Copago.- El Decreto no sólo fomenta el internamiento de los ciudadanos en residencias sino que también introduce trabas para otras alternativas; así a aquellas personas que decidan vivir en sus domicilios y contar con la asistencia personal  y técnica precisa se les exige una mayor cofinanciación de la que tendrían que pagar si optaran por vivir internadas – pese a provocarle un mayor desembolso a la Administración-, algo que SOLCOM considera inaceptable.

Silencio Negativo.- El texto desencadena asimismo un ‘silencio administrativo negativo‘ que introduce desigualdad entre los españoles con diversidad funcional, quienes merecen un mayor nivel de protección y de diligencia en la respuesta. La organización del Estado no puede justificar que lo que sería susceptible de silencio administrativo positivo para otros ciudadanos españoles residentes en otras CC.AA., se convierta unilateralmente en negativo y gravoso para los ciudadanos españoles residentes en una C.A. determinada, como es el caso.

COMPLACENCIA Y DEPENDENCIA

admin (17 de marzo, 2010)

La ENIL (European Network on Independent Living) con motivo del DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER cuya efemérides se celebró el 8 del presente mes, emitió una nota  de prensa llamando a poner fin a la COMPLACENCIA Y DEPENDENCIA IMPUESTA POR LOS GOBIERNOS, que reproducimos seguidamente.

Logo de la ENIL

Logo de la ENIL

La Red Europea de Vida Independiente (ENIL) celebra el Día internacional de la mujer, pero no olvida la falta de voz y libertades ni las continuas injusticias hacia muchas mujeres con discapacidad.

Las mujeres con diversidad funcional tienen el doble de probabilidades de sufrir abuso en comparación con las mujeres sin diversidad funcional: por sus parejas, “cuidadores”, o miembros de la familia. En Europa, Norteamérica y Australia, más de la mitad de las mujeres con diversidad funcional han experimentado abusos físicos, comparado con un tercio de las mujeres sin discapacidad. Además, las actitudes sociales negativas y las barreras sociales a menudo hacen que sea más difícil para las mujeres con diversidad funcional para escapar de, o informar sobre el abuso.

Las violaciones de derechos humanos contra las mujeres con diversidad funcional (hombres y niños) siguen produciéndose a diario en centros de acogida-que incluyen la muerte, la violencia y la negligencia grave. Se estima que las mujeres con diversidad funcional son 1,5 a  10 veces más probables de ser objeto de abuso que las mujeres sin diversidad funcional, dependiendo de si viven en la comunidad o en una institución. La incidencia de abuso es 20% mayor para las personas con dificultades de aprendizaje, deficiencias intelectuales y los de la comunidad sorda.

Hay que poner fin a la complacencia y la dependencia impuesta por los gobiernos

Hay muchos que desafían la complacencia que permite que sucedan estas cosas y muchos tratando de educar a los tomadores de decisiones. También hay mucha gente tratando de desafiar la “dependencia hacia el cuidado” de las mujeres y hombres con diversidad funcional, aun así se necesitan más voces, más escucha activa y más acción por parte de nuestros gobiernos y de los órganos decisorios europeos.

Tenemos que hacer entender a los responsables de decisiones que las personas con diversidad funcional no quieren “cuidado”, la dependencia o la institucionalización. Todos contribuyen a los problemas de abuso y de las violaciones de los derechos humanos. Mujeres y hombres con diversidad funcional deben poder ser independientes con asistencia personal, dignidad, autodeterminación y control. Todas las personas tienen derecho a vivir libres de violencia, abuso y dependencia.

ENIL celebra el Día Internacional de la Mujer, pero no olvida el arduo trabajo que hay por hacer para acabar con la conformidad en materia de derechos humanos de la mujer, ni el trabajo aun pendiente necesario para poner fin a la dependencia impuesta a las mujeres y hombres con discapacidad por los gobiernos nacionales que nos niegan la vida independiente.

Únete a ENIL y trabajar para poner fin a la complacencia y la dependencia.

LA DEPENDENCIA Y LOS CIUDADANOS

admin (14 de marzo, 2010)

Rosa Pérez al abandonar el centro de atención a la Dependencia.

Rosa Pérez al abandonar el centro de atención a la Dependencia.

La Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia se está aplicando de modo distinto de unas comunidades y otras. La pugna política, lamentablemente, se refleja también en lo que los socialistas de modo optimista denominaron ‘cuarto pilar del estado de bienestar‘ y que va a terminar por convertirse en una pugna constante por la exigencia del derecho legislado entre los ciudadanos y el ejecutivo de su comunidad.

Algunos empiezan a ya cansarse. Dice Rosa, una ciudadana madrileña de 70 años que ha sufrido las consecuencias de la polio desde muy niña que hace tres años solicitó la ayuda prevista por la ley y que sigue esperando el dinero. Ha sido valorada dependiente de grado 2 y sólo la hicieron caso cuando su caso saltó a los medios y ahora, aun teniendo concedido el derecho lleva cuatro meses aguardando cobrar.

Pasó por la Consejería de Asuntos Sociales para que le dijeran cuando sería eso y no pudieron facilitarle una respuesta satisfactoria por lo que decidió quedarse sentada en una esquina esperando.

El gobierno dice que ellos abonaron a las comunidades la parte correspondiente, por lo tanto ¿Qué debemos hacer los ciudadanos? A lo mejor seguir el ejemplo de Rosa hasta que los políticos entiendan que no se puede jugar con sus derechos.

LOS DISCAPACITADOS REHENES DE LOS POLÍTICOS

admin (18 de febrero, 2010)

Jose Manuel Ramirez

Jose Manuel Ramirez

Tanto Valencia como Madrid, son Comunidades Autónomas regidas por el Partido Popular en las que a la Ley de Dependencia se le están poniendo palos en las ruedas que impiden su desarrollo normal.

La financiación es igual para todas las comunidades. No valen excusas, por tanto para que esto siga ocurriendo como no sea que los políticos hayan bajado a la arena de sus disputas la gran apuesta de Zapatero durante su mandato.

Esto es lo que viene a decir José Manuel Ramírez,  presidente de la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, observatorio desde el que evalúa el desarrollo de la ley en cada región y pone nota resultando ser el examen más temido por los responsables autonómicos de la Dependencia.

Hoy -se lamenta- con que “se especule con el sufrimiento de las personas más necesitadas” con el fin único de batallar en la arena política.

Hace estas manifestaciones en entrevista recientemente publicada en la que, sin ambages, da la cara para reclamar algo que antes por razones inconfesables y ahora por la disculpa de la crisis económica, va a pasar a ser del mayor avance en protección social en la última década hasta el gran fiasco y el último capítulo de esa larga cadena de discriminaciones que sufren las personas dependientes en nuestro país.

Todos debemos luchar para evitar que esto ocurra porque son muchas las familias desamparadas que han puesto todas sus esperanzas en el desarrollo de esta Ley sin olvidar que, algunos afectados y valorados, han muerto ya sin haber recibido un duro por culpa de las trabas de unos y otros.

LA ‘BICHA’

admin (2 de febrero, 2010)

Es evidente que la reducción del gasto no se va a circunscribir a la inversión pública como se teme la patronal y los sindicatos. En gran medida, el recorte va a cercenar antes de nacer la aplicación de la Ley para la Autonomía personal, si las asociaciones y las organizaciones a las que de algún modo afecta la ley no se ponen las pilas.

En Asturias desde hace tiempo venimos observando en las asociaciones un alineamiento con el poder, no quieren molestar, hablan bajo, reivindican poco y exigen menos. Las más de las veces ese silencio tiene que ver con no meter el dedo en el ojo a la ‘bicha‘ que es como denomina a la administración mi amigo Valero del Foro de Vida Independiente. Si la ‘bicha‘ se pone de uñas puede que no conceda la subvención que nos hemos gastado antes de recibirla y la restricción del gasto se está notando ya sin haber empezado el gobierno a apretarse el cinturón.

Es un poco complicado de explicar en cuatro palabras pero las asociaciones deben ser reivindicativas y no pedigüeñas o las personas con diversidad funcional dependientes que se han hecho la ilusión de que por fin se va a paliar su sufrimiento dejando de ser un ciudadano discriminado, de nuevo se sentirán profundamente defraudados.