Autor del blog

LA OTRA VERDAD

admin (25 de Mayo, 2012)

Juan Benagues y su compañero de piso

Lo que para el cómputo general de personas no pasa de ser un incidente de consecuencias leves para una persona con diversidad funcional que para vivir precisa usar una silla de ruedas puede significarlo todo.

Juan Venagués al que conozco personalmente por ser compañero y amigo en la lucha por los derechos de las personas con diversidad funcional, se encuentra encerrado en su propia vivienda  sin poder salir porque la comunidad donde vive no ha hecho frente al recibo comunitario de suministro eléctrico y la compañía correspondiente ha cortado el suministro como consecuencia de lo cual el ascensor no funciona y con ello se le impide la consecución de los actos más simples pero indispensables para su desenvolvimiento personal como acudir al trabajo.

Vivimos en una sociedad no garantista de los derechos individuales, sometida siempre a la dictadura de las mayorías, de lo estándar. El hecho de nuestro compañero es sangrante pero seguramente en el mismo edificio se viven otros dramas como el de ancianos o personas con otro tipo de dificultad física que por una cadena de circunstancias que nunca se deberían dar, no pueden dar su paseo, salir a relacionarse con los demás, etc…

Precisamos una conciencia social que impida a las compañías eléctricas cortar un servicio comunitario, ejerciendo otras acciones como embargos de propiedades, etc…

DESAMPARO

admin (31 de Agosto, 2010)

Los que lo conocen dicen que solo tiene movilidad en una mano y los que tienen la obligación de vigilar por el cumplimiento de sus derechos y que lo han expedientado por problemas de convivencia, dicen que no paga.

El caso que Joaquín Rico de 49 años ha sido expulsado del Centro de Atención a Minusválidos Físicos de Ferrol y puesto de patitas en la calle. El Grupo Diversidad Funcional de aquella localidad ha tomado interés en el asunto y ha conseguido que sea alojado en una residencia para mayores evitando que pase una noche más en la calle pero, por falta de fondos, piensan que posiblemente vuelva a quedar en situación de desamparo.

A uno no lo deja de asombrar un país que acoge a medio centenar de presos cubanos y sus familias proporcionándoles manutención y casa para quedar elegante ante el mundo mientras da por el ano a uno de sus dependientes. Luego los políticos se sorprenden de que sus ciudadanos muestren, a medida que transcurren los períodos electorales, más escepticismo y a mí me sorprende que ellos se sorprendan.

Los ciudadanos debemos meditar y debatir el papel que el estado ha de jugar respecto a las personas que por su diversidad funcional se encuentra en estado de dependencia y lo debemos hacer porque el tema puede tocarnos aunque aparentemente todavía nos parezca ajeno o lejano. Todos los hombres y mujeres pueden ser mañana padres o madres de un hijo con diversidad funcional o hijos de un padre o madre dependiente. Porque ¿Cuándo se va a dar cuenta esta sociedad que facilitar los medios para el desarrollo de una vida en igualdad de oportunidades fomenta el empleo y crea riqueza? Nuestros políticos están ciegos y debemos guiarlos por el camino correcto y los padres y asociaciones de padres deben observar a sus hijos con diversidad funcional como seres útiles y productivos en una sociedad moderna y dejar de imaginarlos como eternos niños pequeños y asexuados.

MENOS DEPENDENCIA = MÁS DIGNIDAD

admin (8 de Julio, 2010)

Monica Sumay

Monica Sumay

La autora del texto que seguidamente reproduzco se llama Mónica Sumay Castañeda, reside en Galicia, es madre de una adolescente con diversidad funcional intelectual y vicepresidenta de SOLCOM. Las palabras fueron expresadas en un contexto lectivo respondiendo a la consulta de una estudiante que preparaba un trabajo sobre las personas dependientes.

Se considera dependiente aquella persona que por diferentes circunstancias no puede realizar por si misma todas las tareas básicas de la vida diaria, como vestirse levantarse, cambiar de posición, comer , saber a dónde ir o que hacer, la lista sería interminable, pero más que centrarnos en lo que no se puede hacer habría que empezar a cambiar el sentido de la visión que se tiene a cerca de las personas con diversidad funcional y sería la de preguntarnos qué cosas puede hacer con ayuda de otra persona, pues te sorprendería, puesto que son casi las mismas que el resto de los ciudadanos, solo hace falta quitarse los prejuicios y probar.

Aunque dentro del colectivo todavía hay mucha gente que no sabe lo que significa vivir de manera independiente, y muchas de esas personas probablemente tengan miedo, el sentimiento de ser o no ser dependiente viene impuesto por lo que la sociedad te permite hacer y los medios y recursos con los que cada uno cuente.

El problema es que en nuestro país a pesar de contar con una legislación muy avanzada en cuanto a reconocimiento de los derechos de las personas con diversidad funcional, y a pesar de ser un país que durante estos 30 años de democracia se ha conseguido cambiar la mentalidad de sus ciudadanos en muchas cosas, todavía en pleno siglo XXl tenemos que decir, que en España, las personas con diversidad funcional son discriminadas, se violan sus derechos humanos porque no hay una cultura reclamante, todavía creemos que la diversidad funcional es un castigo y que cada cual debe cargar con su cruz, sin pensar que nadie es culpable de esa situación, mientras que sí somos culpables y cómplices de que no haya una prevalencia social a la hora de destinar los recursos para que estas personas puedan vivir con dignidad y en igualdad de oportunidades que los demás.

Porque no participan plenamente, por infinidad de razones pero destacaría que al no tener formación tampoco tienen posibilidades de buscar un empleo digno, porque al no tener medios ni recursos no pueden pelear en los tribunales de justicia, porque en muchos casos no saben a qué tienen derecho, porque en muchos casos no tienen ni voz para denunciar las situaciones de abuso y de maltrato. Y así, al no poder ejercer sus derechos no cuentan para la sociedad.

La familia es un apoyo muy importante siempre que tenga una visión abierta hacia la diversidad pero si no es así se convierte en los primeros vulneradores de sus derechos al no tenerlos en cuenta en la toma de sus decisiones. Lo primero que habría que hacer es que todo aquel que tenga un mínimo de dignidad humana colabore de la manera que sepa o pueda en ese cambio de mentalidad, hace falta hacer visible la situación en que viven, y la gran injusticia social que se está cometiendo contra ellos, puesto que es vergonzoso como vemos en la prensa hablar de corrupción, o que se dediquen horas y horas de información a cerca de un mundial de futbol, cuando hay gente a la que se le niegan ayudas para atender a sus familiares con dignidad. ES INTOLERABLE Y TREMENDAMENTE INJUSTO.

Otro aspecto de vital importancia es que el colectivo tome conciencia de la importancia de recurrir a la vía judicial (y lo digo desde la experiencia) puesto que mientras no se llenen los juzgados de demandas por vulneración de las leyes, los responsables de hacerlas cumplir no lo harán.

Luego estaría la formación de la sociedad, la participación de las personas con diversidad funcional desde la infancia en todos los ámbitos (educación, ocio, etc…) Puesto que la buena educación es el camino hacia una sociedad más justa.

Hemos querido hacer partícipes de esta lúcida exposición a todos los visitantes de nuestro blog.

EDUCACIÓN INCLUSIVA

admin (2 de Mayo, 2010)

David Cameron

David Cameron

Días pasados el líder conservador inglés David Cameron fue interceptado en campaña por el padre de un niño con diversidad funcional aquejado de ‘Espína Bífida‘ y que ante la mirada de este recriminó al político por la intención de su partido, manifestado en el programa con el que concurren a las elecciones, de aplicar una moratoria a la eliminación de las escuelas especiales o dicho de otro modo, por su intención de promocionar éstas en detrimento de la educación inclusiva.

Con estas palabras: ‘The most vulnerable children deserve the very highest quality of care, so we will call a moratorium on the ideologically driven closure of special schools. We will end the bias towards the inclusion of children with special needs in mainstream schools.’  (“Los niños más vulnerables merecen la más alta calidad de la atención, por lo que impulsaremos una moratoria sobre el cierre de las escuelas especiales impulsado por la ideología (de la integración se supone). Acabaremos con el sesgo hacia la inclusión de niños con necesidades especiales en escuelas ordinarias.”)

Sabemos que con frecuencia los británicos van contra corriente pero es que con esta actitud contravienen el mandato de la Convención de la ONU y como afirma el presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) Luis Cayo Pérez Bueno, ‘hoy no se entiende la propuesta del Partido Conservador de Reino Unido de establecer una moratoria en el cierre de las escuelas especiales, ya que es una marcha atrás en una línea donde que ya se estaba avanzando’.

Al efecto, seguidamente, reproducimos el artículo firmado por el presidente de CERMI:

La educación inclusiva

En el plano normativo, el que interesa en un Estado de Derecho, la educación inclusiva no es una opción más, es una obligación, un imperativo legal que debe traducirse en hechos. A despecho de las sugestivas discusiones teóricas sobre modelos educativos en relación con las personas con discapacidad, la cuestión, desde una perspectiva jurídica, ha quedado zanjada con la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, de 2006, firmada y ratificada por España, donde resulta plenamente aplicable. La cuestión no es el cómo, sino el cuándo. No cómo se atiende al alumnado con discapacidad, a partir de qué modelo, en todas y cada una de las fases del sistema educativo, sino cuándo, en qué momento se hace realidad el mandato de la educación inclusiva.

La opción de la Convención es nítida: sobre la base de la nueva visión en torno a la discapacidad, basada en la consideración de esta realidad como un asunto de derechos humanos, no son admisibles modelos de educación segregada o segregadora, entendiendo por tales aquellos que no se ajustan enteramente al curso ordinario del sistema educativo. La discapacidad no puede servir de cortada o pretexto, en lo sucesivo, para no incluir al alumnado que la presenta en los dispositivos normalizados, garantizando eso sí los apoyos precisos para que esa inclusión se materialice, más allá de las declaraciones nominalistas bienintencionadas.

Que la educación inclusiva no es tarea fácil -el peso de la segregación de siglos deja sentir sus efectos por doquier- lo prueba el hecho de que sigue siendo, en casi todo el mundo, más una aspiración que una realidad. En España, y no son malas cifras, si se comparan con otros países, el 80% del alumnado con discapacidad está en educación integrada, que sería un paso previo y menos intenso de educación inclusivo. El 20% restante permanece aún en modalidades de educación especial o dicho de modo menos eufemístico segregada. El horizonte de la educación inclusiva dista aún de nuestras posiciones actuales, pero la orientación que hemos de seguir no es susceptible de debate, lo que toca ahora es más bien el combate.

Luis Cayo Pérez
Presidente del Comité Español de
Representantes de Personas con Discapacidad

COMPLACENCIA Y DEPENDENCIA

admin (17 de Marzo, 2010)

La ENIL (European Network on Independent Living) con motivo del DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER cuya efemérides se celebró el 8 del presente mes, emitió una nota  de prensa llamando a poner fin a la COMPLACENCIA Y DEPENDENCIA IMPUESTA POR LOS GOBIERNOS, que reproducimos seguidamente.

Logo de la ENIL

Logo de la ENIL

La Red Europea de Vida Independiente (ENIL) celebra el Día internacional de la mujer, pero no olvida la falta de voz y libertades ni las continuas injusticias hacia muchas mujeres con discapacidad.

Las mujeres con diversidad funcional tienen el doble de probabilidades de sufrir abuso en comparación con las mujeres sin diversidad funcional: por sus parejas, “cuidadores”, o miembros de la familia. En Europa, Norteamérica y Australia, más de la mitad de las mujeres con diversidad funcional han experimentado abusos físicos, comparado con un tercio de las mujeres sin discapacidad. Además, las actitudes sociales negativas y las barreras sociales a menudo hacen que sea más difícil para las mujeres con diversidad funcional para escapar de, o informar sobre el abuso.

Las violaciones de derechos humanos contra las mujeres con diversidad funcional (hombres y niños) siguen produciéndose a diario en centros de acogida-que incluyen la muerte, la violencia y la negligencia grave. Se estima que las mujeres con diversidad funcional son 1,5 a  10 veces más probables de ser objeto de abuso que las mujeres sin diversidad funcional, dependiendo de si viven en la comunidad o en una institución. La incidencia de abuso es 20% mayor para las personas con dificultades de aprendizaje, deficiencias intelectuales y los de la comunidad sorda.

Hay que poner fin a la complacencia y la dependencia impuesta por los gobiernos

Hay muchos que desafían la complacencia que permite que sucedan estas cosas y muchos tratando de educar a los tomadores de decisiones. También hay mucha gente tratando de desafiar la “dependencia hacia el cuidado” de las mujeres y hombres con diversidad funcional, aun así se necesitan más voces, más escucha activa y más acción por parte de nuestros gobiernos y de los órganos decisorios europeos.

Tenemos que hacer entender a los responsables de decisiones que las personas con diversidad funcional no quieren “cuidado”, la dependencia o la institucionalización. Todos contribuyen a los problemas de abuso y de las violaciones de los derechos humanos. Mujeres y hombres con diversidad funcional deben poder ser independientes con asistencia personal, dignidad, autodeterminación y control. Todas las personas tienen derecho a vivir libres de violencia, abuso y dependencia.

ENIL celebra el Día Internacional de la Mujer, pero no olvida el arduo trabajo que hay por hacer para acabar con la conformidad en materia de derechos humanos de la mujer, ni el trabajo aun pendiente necesario para poner fin a la dependencia impuesta a las mujeres y hombres con discapacidad por los gobiernos nacionales que nos niegan la vida independiente.

Únete a ENIL y trabajar para poner fin a la complacencia y la dependencia.

DEFENSA JURÍDICA

admin (6 de Marzo, 2010)

Informan que CERMI ha puesto en marcha una red de defensa jurídica contra la discriminación de las personas con discapacidad.

Logo Asociación SOLCOM

Logo Asociación SOLCOM

Curioso es y se agradece que ahora el máximo representante de la discapacidad en nuestro país, el que aglutina a la mayoría de las asociaciones se percate de la necesidad de defender en los tribunales nuestros derechos. Pero es un poco tarde. Son muchos años sin hacer nada y todavía tenemos dudas de que realmente sean contundentes cuando se dispongan a sopesar las subvenciones recibidas y los organismos o entidades que los vulneran.

Tanto es así, que el verano pasado se creó una asociación sin ánimo de lucro, formada por personas con diversidad funcional y padres de niños con diversidad funcional de muy diversa etiología pero con la misma intención, abrir un frente judicial ante tanto atropello.

Se llama SOLCOM y estos son sus datos para quien interese.

PAGINA WEB, GRUPO EN FACEBOOK