Autor del blog

EL DEBATE ESTÁ SERVIDO

jesusgarcia (23 de Enero, 2014)

Madre e hijo asesinado

Madre e hijo asesinado

El fanatismo mata, eso está claro. Y que un niño afectado de hidrocefalia no puede ser tratado únicamente con medicina natural alternativa está claro porque muere. En este sentido las autoridades suizas le retiraron la custodia de su hijo porque padecía esta enfermedad y ella no permitía que se le aplicaran los fundamentos de salud científicamente recomendados para el caso. Posteriormente lo secuestra y lo trae a España y ya todos sabemos que esta historia ha terminado mal y que subyace en ella un interesante debate.

Se habla mucho del derecho innegable de los padres a educar a sus hijos como les parezca independientemente de lo que los Estados dicten o contemplen las constituciones y también sobre que métodos de salud aplicarles, a saber, alternativos, naturales, macrobióticos, etc… Podemos recordar llegado a este punto que el creador de Aple seguramente murió de cáncer porque no quiso someterse a los tratamientos científicamente fijados por la dirección general de la salud.

Muchas veces, en nuestras ciudades, observamos niños que no son adecuados de acuerdo con los cánones sociales que tenemos establecidos, no acuden a la escuela aunque es obligatoria, no se les educa de modo social o son mal alimentados. Y nos preguntamos ¿Cómo las autoridades no hacen algo, por qué no se lo retiran y se hacen cargo de ellos? Otros debaten que no es lo correcto que debe prevalecer la voluntad paterna. En este debate, personalmente siempre me encontré pillado. En el fondo creo que la libertad de unos termina donde comienza las libertades de los otros pero ¿Cómo se administra eso?

En el caso que traigo aquí nos podemos preguntar. ¿Qué hubiera ocurrido si las autoridades de su país le hubieran permitido que el niño recibiera los tratamientos que ella consideraba convenientes y no los indicados por sanidad? Seguramente moriría pero no todavía. Es decir hubiera vivido unos días, meses o años más de lo que lo ha hecho porque no habría sido ni secuestrado por su madre ni asesinado por ésta ni ella se hubiera intentado suicidar. Ahora bien, cuando hubiera muerto nos preguntaríamos ¿Cómo es posible que las autoridades no le hubieran retirado el niño y aplicado el tratamiento necesario?

El debate está servido y pronto, por desgracia, será alimento social de los escarnios televisivos de pandereta.

DIFERENTE ACTITUD

jesusgarcia (10 de Enero, 2014)

El domingo tuve que hacer gestiones en Gijón y no tenía coche, por lo que, para llegar al lugar previsto, utilicé los transportes públicos.

Podría haber optado por ALSA paradas que pasa muy cerca del lugar donde vivo pero tuve miedo de que la rampa me diera problemas pues en una ocasión que lo intenté me dijeron que el autobús que ese día cubría la línea no estaba preparado para los usuarios de silla de ruedas. Por lo tanto, opté por RENFE Cercanías. A través de la aplicación del móvil sabía los horarios y todo fue perfecto.

La estación habilitada act

Autobús urbano de Gijón

Autobús urbano de Gijón

ualmente en Gijón, la verdad, queda lejos de todas partes por lo que o taxi o autobús y yo debía desplazarme bastante lejos, concretamente al barrio de Contrueces. Fue necesario trasbordo. Primero el 16 hasta la Plaza del Humedal y desde allí la línea 12 me acercaría por fin hasta mi destino final.

Al contrario de lo que ocurre en Oviedo, los autobuses de Gijón en su mayoría son sencillos y por ello un tanto más rápidos. También observé que están un poco envejecidos o eso me pareció aunque realmente se trata de una apreciación sesgada porque puede obedecer a una observación casual. El caso que uno de los autobuses que debía tomar tenía averiada la rampa y ahí si se marcan diferencias.

Cuando esto ocurre en Oviedo los conductores, estirados ellos, te informan escuetamente de que tomes el siguiente porque el artilugio no funciona. La actitud del conductor en Gijón fue muy diferente. Primero intento que saliera la rampa en varias ocasiones. Luego, mientras que era yo el que le decía que esperaría al siguiente, acercó el autobús justo a la acera y lo basculó de manera que prácticamente quedó a ras y se bajó del autobús para ayudar a que subiera al tiempo que me indicaba que estuviera tranquilo, que lo había hecho más veces y que en destino haría lo propio, que no me preocupara.

A la vuelta, algunas calles estaban cortadas y por lo tanto, el 12 no me podía acercar hasta la Plaza del Humedal para hacer el trasbordo. A cambio, el conductor me pregunta por el lugar al que me pretendo acercar y al decirle que voy a la estación, responde que no me preocupe que lo han desviado por culpa de la cabalgata pero que en dirección al barrio va, pasa próximo a la estación y me apea allí mismo aunque no tenga parada.

Espero que este breve artículo sea leído por el Sr. Caunedo, Alcalde de la ciudad de Oviedo y tome nota de cuanto tiene que mejorar el transporte público. Porque no se trata de precio. En Gijón es más caro: 1,25 € trayecto mientras aquí es de 1,05 € hoy porque próximamente, cuando nos incorporemos al consorcio, será de 1,20 €. Por otra parte, los usuarios de silla de ruedas en Oviedo, contamos con unos viajes al mes gratis, en mi caso 20, y tenemos que acercarnos hasta el aparato para validar la tarjeta cuando no hay gente y si la hay, pedir ayuda a alguien para que lo haga por nosotros, sin embargo, en Gijón, los usuarios de silla de ruedas no pagan.