Autor del blog

PORQUE NO SE REPITA LA HISTORIA

admin (22 de Junio, 2013)

Portada del libro

Portada del libro

Mi madre murió en su cama a los 96 años pero fue una superviviente de la guerra. Por esos avatares que se prodigan en las guerras fraticidas, se libró de la persecución franquista gracias a la ayuda de un falangista conocido por  el sobrenombre de “el legionario” que estaba casado con su mejor amiga. Él la protegió y ella me lo contó, eso y miles de otros detalles de la guerra, del comportamiento de algunos miembros de ambos bandos, de la inocencia de un pueblo que ni sabía ni podía hacer nada para evitar lo que se les venía encima y lo hacía diseccionando los recuerdos, con meticulosidad, y cuando me defendía acusándola de ser una pesada me repetía con apasionamiento y…, recuerda todo siempre tal como te lo cuento porque solo recordándolo se podrá evitar que vuelva a ocurrir.

El texto un poco extenso cuya lectura recomiendo hoy tiene mucho de esa doctrina materna que podría resumirse en la siguiente frase, solo conociendo y recordando se podrá evitar que la historia se repita. Y hoy, las palabras que se suelen escuchar en el entorno del partido gobernante tanto en nuestro país como en otros, Turquia, Egipto, etc…, sobre como una amplia base ciudadana que se ha pronunciado en las urnas, legitima sus acciones, más que nunca debemos recordar que Hitler accedió al poder primero con una mayoría simple y más tarde con una mayoría absoluta y que con esa misma legitimación de la que algunos hacen gala, dirigió a todo el pueblo alemán hacia el crimen, la desolación y las penurias; provocando dolor, injusticia y sangre por doquier.

Con la traducción de muy buen amigo Javier Romanach, hemos publicado la parte de un libro sobre el holocausto nazi, en lo que se refiere al trato que aquel régimen destinaba hacia los más débiles.

LOS CRÍMENES OLVIDADOS: El Holocausto y las personas con diversidad funcional (discapacidad)

VICTIMA DE UNA BATALLA JUDICIAL

admin (17 de Junio, 2013)

Tribunal Constitucional

Tribunal Constitucional

Reside en Palencia, tiene 10 años y lleva cuatro y medio sin ir al colegio. Es un niño con autismo y sus padres prefieren tenerle en casa antes que escolarizarle en un centro de educación especial; exigen que se le atienda en un colegio ordinario con los apoyos que hagan falta. Pero la Junta de Castilla y León insiste en que el centro específico es la mejor opción, dadas las grandes necesidades de atención del chaval. Los tribunales de Palencia y el Superior de Justicia de la comunidad dieron la razón al Gobierno autónomo, pero ahora el Tribunal Constitucional acaba de admitir a trámite el recurso de amparo de la familia para revisar su caso.

Además, pesa sobre los padres una denuncia de abandono, ya que la escolarización es obligatoria por ley en España desde los 6 a los 16 años. Sabino Herrero, director provincial de Educación, dice que no tuvieron más remedio que informar del absentismo continuado a la Fiscalía de Menores, con lo que el proceso se puso en marcha, y recuerda que hay al menos cinco informes de especialistas psicopedagogos realizados en distintos momentos que no dejan lugar a dudas sobre la necesidad de atender al chico en un centro especial.

Sin embargo, según la ONU. “Los Estados reconocen el derecho de las personas con discapacidad a la educación y al hacer efectivo este derecho, los Estados deberán realizar los ajustes razonables en función de las necesidades individuales; d) Se debe prestar el apoyo necesario a las personas con discapacidad, en el marco del sistema general de educación“. Mientras la ONG Solcom apela a la Convención Sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU, firmada en 2006, y ratificada por España en 2008. Esta dice que “los Estados Partes asegurarán un sistema de educación inclusivo a todos los niveles así como la enseñanza a lo largo de la vida“.

Se trata de cambiar la mentalidad. La Convención de la ONU obliga a cambiar las políticas educativas y se debe escolarizar a los niños en el tipo de centro que decidan los padres, señala tajantemente el profesor de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad Autónoma de Madrid Gerardo Echeita, que trabajó en el Centro Nacional de Recursos para Educación Especial del Ministerio de Educación entre 1986 y 1996. “Es verdad que se trata de apoyos muy complejos, extensos y continuados, pero es la sociedad que queremos y que hemos decidido, la que fomenta la inclusión”, añade el profesor.