Autor: Cicli

Cicli

Bici

Mi Red en la Red

Citas personales

El primer paso hacia la libertad es asumir que el mayor responsable de lo que le ocurre a uno en la vida es uno mismo.

El último paso hacia la libertad es asumir que uno mismo es el único responsable de lo que le ocurre en la vida.

En el ALSA, camino de Oviedo. Abril 2009

Me oriento mejor en la clarividencia de la radicalidad, que en las tinieblas de la ambigüedad.

O como le dije a Pepe, "Navego muy mal entre grises"

Mía, de toda la vida, aunque escrita ahora.

"Los errores de los demás, nunca legitiman los tuyos...

les dan más gravedad"

No es de hace mucho, pero la cotidianeidad la confirma.

"Nunca tengo problemas, siempre tengo que buscar soluciones"

Mía , pero de hace tanto que tampoco me acuerdo el donde.

"Mi problema no es que pienso como vivo, es que vivo como pienso"

Algún día de esos en Argentina y Chile. Invierno 2008-2009

"Los principios sin precio ...

¡no son principios!"

Cicli. Febrero 2009, Los Andes Chile.

Pedaleando rumbo a Santiago.

"Los límites más infranqueables, son los que se marca uno mismo"

Cicli Febrero 2009, Malargüe, Mendoza, Argentina. Tomándome un respiro en el duro camino de la vida

"La sabiduría no es saber cosas de la vida, es...¡ponerlas en práctica!"

Cicli, 15 de Enero 2009, San Martin de los Andes. Tras los días de "La Villa"

"Después de ganar la guerra queda lo más dificil...

ganar la paz"

Cicli, verano del 2008 Menorca. En algún momento entre maleta y maleta.

"El dialogo es como la agricultura, el que habla siembra, pero el que escucha...

cosecha"

Cicli, en algún momento de mi vida.

"El azar es azar...

la suerte es trabajo"

Cicli, Julio de 2008 Menorca.

"El camino se descubre día a día pero ...

el destino hay que tenerlo claro con antelación"

Cicli , Julio de 2008 Menorca, pero es el resumen de los últimos 20 años de mi vida.

"El dinero es la medicina de la vida , pero como siempre...

lo mejor es no estar enfermo"

Cicli , Julio de 2008 Menorca. Pensada haceee... uff

Procuro no construir mi vida con los ladrillos que no tengo.

Categorías

CRÓNICAS MORAS crónica XXXI : Cosas del volar sujeto a espacio.

admin (13 de Agosto, 2010)

LUNES 12 ABRIL 2010 DIA  101

MARRAKECH (Albrgue IYHA) – MADRID (Hostal Gran Vía)

88 CM A LA ALTURA DEL HOMBLIGO: No me he pesado por la mañana como casi todos los días, aunque si me he medido la cintura a la altura del ombligo como casi ningún día. Me han salido 88 cm, parece ser que he cumplido otro de los objetivos del viaje, bajar de los 90 kilos. No se exactamente el peso, pero con ese perímetro ventral seguro que he bajado de los 90 kilos, aunque si para ello tengo que pasar lo de ayer, que por supuesto no es ajeno a esta cifra, es para pensárselo 2 veces. Ayer no comí, descomí a tope, y lo que es peor, en contra de la gravedad. No por abajo, sino por arriba.

Aunque la manera no haya sido la mejor es cierto que he cumplido uno de los objetivos para mi más importantes del viaje, regularizar mi peso, volver a bajar de los 80 kilos, aunque claro esta, hasta que la bipo decida que hay que ponerse a bajar otra vez …

¡la historia de mi vida!

No he tenido más problemas de los habituales para salir de Marrakech. A pesar de que el delegado de la escala de Iberia en Marrakech me lo pintó bastante oscuro, dado que el vuelo estaba sobrevendido, en el momento de facturar ya supe, y no por que entendiera al empleado, que volaría.

La tarjeta de embarque tenía asiento asignado. No tendré que presentarme en la puerta de embarque, y esperar a que embarque el último pasajero para saber si podré entrar en el avión y volar …

¡Las cosas de volar sujeto a espacio!

El servicio recibido por los de Air Maroco, excepcional. Llegué a pensar que me estaban dando un trato de favor por trabajar en Iberia, pero luego la persona que me acompañó desde el mostrador de facturación, hasta la puerta de embarque …

La que hizo que pasase primero toda la cola de control de pasaportes, toda la cola del filtro, y la que evitó que perdiese tiempo buscando la puerta de embarque …

Esa persona que me facilitó tanto las cosas me dijo que no era ningún trato de favor. No estoy acostumbrado a ese servicio. Luego replanteé el análisis.

Creo que es de personas inteligentes solucionar problemas, pero es de personas aún más inteligentes evitarlos. Yo ya tenía la tarjeta de embarque y fui el último en facturar, por lo que en buena lógica sería el último en embarcar. Cabe la posibilidad, dentro de unos límites razonables, que pudiese ocasionar un retraso por ser el último. Ellos se encargaron de que esto no ocurriese.

El vuelo fue bastante bien. Solo lo alteró unas “turbulencias” enormes. No fueron tales turbulencias, fue el aterrizaje, lo que da fe de que el vuelo fue bastante plácido, venía durmiendo, pero la salsa del día estaba por llegar.

Dado que tengo aún dos semanas decido no ir directamente a Menorca, sino pasar por Asturias,y estar unos días con mamá. No tengo billete y compro uno en la oficina de billetes de empleado, de paso reembolso el Madrid – Menorca. La chica que me lo vende me dice que volaré hoy, que hay sitio, y aquí empieza lo bueno.

Llevo el reloj desfasado 2 horas, pero eso no es el motivo de no coger el avión que me han dicho que cogeré. Simplemente llegue tarde, pero la chica no miro mi reloj, miró el suyo. Lo dejo todo facturado para mañana. No me admiten la bici como la he traído de Marruecos en el anterior vuelo, en una bolsa de plástico.

Tengo que comprar una caja de cartón, 20 euros, que como en otra ocasión resulta ser una caja de bici de niño.

Después de pelearme un buen rato, quitarle las dos ruedas, desmontar los portabultos delanteros consigo meter la bici sin ruedas dentro de la caja, las ruedas irán fuera. Me hacen un informe de que las ruedas no entran en la caja, y que no me cuente como un bulto más. No obstante tengo que unir los tres bultos restantes para que me cuente como uno solo. Me los unen los que embalan las maletas con plástico protector. Al final pago 3 euros de más por un seguro del que no me habían dicho nada, pero consigo facturar bici y equipaje para el vuelo de mañana. Ya puedo ir a buscar una cama …

¡No volaré hoy!

Como siempre voy al albergue de la Casa de Campo. Esta lleno, pero el vigilante me manda a Plaza de España, me dice que por allí hay pensiones y hostales. Ya es cerca de media noche.

Parece ser que no he salido por la boca de metro más adecuada, por lo menos me tomo una cerveza. ¡Qué cosas!, el camarero es marroquí y el bar esta lleno de alcohol. Más de un mes por allí y el alcohol ni olerlo, y vengo a España y la primera cerveza me la pone un moro …¡¡que cosas!!

Salgo de la que para mi será “La taberna del moro” con la firme decisión de meterme en una cama. En la misma calle hay tres establecimientos entre pensiones y hostales, los tres están completos. Ya pasan de la 01:00 y no me apetece quedarme en la calle, y a mi salud mental menos. Veo a lo lejos el luminoso de un Hotel Meliá, no lo dudo y voy para allá, completo. Termino en la pista adecuada, la calle Gran Vía. Entro en un Trip, el precio normal 120 euros que me dejan en 100, pero también esta completo. Termino en el Hostal de enfrente, ¡¡¡fantástico!!!

Nuevo, limpio, buen servicio, no caro 35 euros …¡parece que estoy en otro planeta!!! Después de más de un mes en el Marruecos más profundo, entre la mierda más genuina, auténtica y visible, estar en un sitio que esta limpio, simplemente limpio, y donde todo funciona, y si no te lo solucionan, me parece estar en otro mundo. Lo dicho, ¡¡¡fantástico!!!, se lo recomiendo a todo el mundo  …..HOSTAL GRAN VIA

Categoría: General Comentarios Comentarios (0)

Escribir comentario