Autor: Cicli

Cicli

Bici

Mi Red en la Red

Citas personales

El primer paso hacia la libertad es asumir que el mayor responsable de lo que le ocurre a uno en la vida es uno mismo.

El último paso hacia la libertad es asumir que uno mismo es el único responsable de lo que le ocurre en la vida.

En el ALSA, camino de Oviedo. Abril 2009

Me oriento mejor en la clarividencia de la radicalidad, que en las tinieblas de la ambigüedad.

O como le dije a Pepe, "Navego muy mal entre grises"

Mía, de toda la vida, aunque escrita ahora.

"Los errores de los demás, nunca legitiman los tuyos...

les dan más gravedad"

No es de hace mucho, pero la cotidianeidad la confirma.

"Nunca tengo problemas, siempre tengo que buscar soluciones"

Mía , pero de hace tanto que tampoco me acuerdo el donde.

"Mi problema no es que pienso como vivo, es que vivo como pienso"

Algún día de esos en Argentina y Chile. Invierno 2008-2009

"Los principios sin precio ...

¡no son principios!"

Cicli. Febrero 2009, Los Andes Chile.

Pedaleando rumbo a Santiago.

"Los límites más infranqueables, son los que se marca uno mismo"

Cicli Febrero 2009, Malargüe, Mendoza, Argentina. Tomándome un respiro en el duro camino de la vida

"La sabiduría no es saber cosas de la vida, es...¡ponerlas en práctica!"

Cicli, 15 de Enero 2009, San Martin de los Andes. Tras los días de "La Villa"

"Después de ganar la guerra queda lo más dificil...

ganar la paz"

Cicli, verano del 2008 Menorca. En algún momento entre maleta y maleta.

"El dialogo es como la agricultura, el que habla siembra, pero el que escucha...

cosecha"

Cicli, en algún momento de mi vida.

"El azar es azar...

la suerte es trabajo"

Cicli, Julio de 2008 Menorca.

"El camino se descubre día a día pero ...

el destino hay que tenerlo claro con antelación"

Cicli , Julio de 2008 Menorca, pero es el resumen de los últimos 20 años de mi vida.

"El dinero es la medicina de la vida , pero como siempre...

lo mejor es no estar enfermo"

Cicli , Julio de 2008 Menorca. Pensada haceee... uff

Procuro no construir mi vida con los ladrillos que no tengo.

Categorías

CRÓNICAS MORAS XXX: Último recuerdo de Marruecos.

admin (4 de Agosto, 2010)

MARTES 13  ABRIL 2010   DIA  101
MARRAKECH – MARRAKECH
Dist. día. 0 km, en bici y de cualquier otra manera.
Dist. total 3.826 Km.

Estoy molido. Me siento como si me hubieran metido en un saco y dado de palos 5 tíos, 5 tíos más eficientes que “El Tio la Vara”. Llegué a Marrakech con las piernas molidas. Subir corriendo, no dormir, sobre vivir en la noche,  otra subida pateando de 12 horas. Ese era el punto de partida para un exitoso día de descanso, los ingredientes haberlos, habíalos. Cama, nada de bici, paseo por Marrakech, pero …
 
A la llegada el día anterior me fui a cenar con una espontánea que rondaba por el alberge. A veces respondía al nombre de Cristina, nacida en Brasil y residente en el Norte de España.
Realmente la cena fue muy económica, tal vez por que estaba en Marrakech, aunque salió cara. Lo cierto es que la “bazofia” que cocino nunca me sienta mal, me energetiza, y reconforta cuerpo y mente.

No estaba mal la cena, por lo menos cuando acariciaba el paladar, pero no hizo buenas migas con la tripa. Parecía ese tipo de hostelería que hace todo lo posible para que te sientes en una mesa, y luego ya veremos … Lo que la tripa vio no le gustó.
Al amanecer me sentí regular, rápidamente me di cuenta de que iba que tener que visitar al “señor Roca” en versión africana. Al poco tiempo estaba en el baño estrujando el estómago, extrayendo hasta la última gota de bilis. Por si no me esmeré en la tarea lo suficiente, al poco terminé lo que antes empecé. Volví a vomitar.

ASI EMPEZO TODO

 

El no poder comer, y los vómitos me han rematado. No he podido recuperar nada. He descansado pero no recuperado. El descanso es muy eficiente para recuperar de un esfuerzo físico, pero lo más importante con diferencia es la alimentación. Hasta el final del día no comí nada.

Las piernas posiblemente estaban peor que el día anterior. Mi organismo, al no poder aportarle los nutrientes necesarios para su recuperación, no se pudieron recuperar. No dejaron de llamar mi atención durante todo el día. Tenían “hambre”, pero yo no tenía nutrientes que aportarles.
Si no era suficiente con el malestar de las piernas, se sumaba el malestar de todo el cuerpo debido a la gastroenteritis.

Con diferencia fue el peor día de todo el viaje …
¡¡¡Lo mejor que se terminó!!!

Categoría: General Comentarios Comentarios (0)

Escribir comentario