Autor: Cicli

Cicli

Bici

Mi Red en la Red

Citas personales

El primer paso hacia la libertad es asumir que el mayor responsable de lo que le ocurre a uno en la vida es uno mismo.

El último paso hacia la libertad es asumir que uno mismo es el único responsable de lo que le ocurre en la vida.

En el ALSA, camino de Oviedo. Abril 2009

Me oriento mejor en la clarividencia de la radicalidad, que en las tinieblas de la ambigüedad.

O como le dije a Pepe, "Navego muy mal entre grises"

Mía, de toda la vida, aunque escrita ahora.

"Los errores de los demás, nunca legitiman los tuyos...

les dan más gravedad"

No es de hace mucho, pero la cotidianeidad la confirma.

"Nunca tengo problemas, siempre tengo que buscar soluciones"

Mía , pero de hace tanto que tampoco me acuerdo el donde.

"Mi problema no es que pienso como vivo, es que vivo como pienso"

Algún día de esos en Argentina y Chile. Invierno 2008-2009

"Los principios sin precio ...

¡no son principios!"

Cicli. Febrero 2009, Los Andes Chile.

Pedaleando rumbo a Santiago.

"Los límites más infranqueables, son los que se marca uno mismo"

Cicli Febrero 2009, Malargüe, Mendoza, Argentina. Tomándome un respiro en el duro camino de la vida

"La sabiduría no es saber cosas de la vida, es...¡ponerlas en práctica!"

Cicli, 15 de Enero 2009, San Martin de los Andes. Tras los días de "La Villa"

"Después de ganar la guerra queda lo más dificil...

ganar la paz"

Cicli, verano del 2008 Menorca. En algún momento entre maleta y maleta.

"El dialogo es como la agricultura, el que habla siembra, pero el que escucha...

cosecha"

Cicli, en algún momento de mi vida.

"El azar es azar...

la suerte es trabajo"

Cicli, Julio de 2008 Menorca.

"El camino se descubre día a día pero ...

el destino hay que tenerlo claro con antelación"

Cicli , Julio de 2008 Menorca, pero es el resumen de los últimos 20 años de mi vida.

"El dinero es la medicina de la vida , pero como siempre...

lo mejor es no estar enfermo"

Cicli , Julio de 2008 Menorca. Pensada haceee... uff

Procuro no construir mi vida con los ladrillos que no tengo.

Categorías

CRÓNICAS MORAS crónica XXIX: Última etapa africana.

admin (27 de Julio, 2010)

LUNES 12 – ABRIL – 2010 DIA  100

DOUAR AREMD (Casa de Omar) – Imlil, Asni, Tahanaoute, MARRAKECH (Albergue IYHA)

Dist. día. 72 km. Dist. total 3.826km, Vel. med. 19,3, llegué a Marrakech con 20,8 km/hora, salí de 1987 m de altura  y llegué a 555 m, Temp. máx. 33º, med 25º, mín 22º C, Ascenso 215 metros.

He ido pedaleando con la sensación de despedida, de despedida de esta última etapa de “Mi vuelta al mundo en bici, hacerla y contarlo”

En Francia, al final del Tour, los que terminan se toman la última etapa algo así como un paseo triunfal, por lo menos eso cuentan. La etapa de hoy fue algo similar, un saborear lo conseguido.

Lo conseguido no fue nada más ni nada menos que terminar esta etapa, casi 5 meses después de salir de Mahón sin problemas de salud mental. Solo eso y nada más que eso.

En Turquía me tuve que dar vuelta cuando estaba a punto de entrar en Irán, ya tenía la visa en el pasaporte.

En Patagonía I tuve mis problemas, decidí tomármelo con calma, tanto que estuve 10 días de “relax” por P.N. Torres del Paine …

¡casi cursan una orden de búsqueda internacional!

En Patagonia II las cosas parecían ir mejor, hasta que perdí la cartera y entonces todo cambió para mi. No empeoraron por perderla. Perderla fue la señal de que había tocado fondo y necesitaba un descanso. Curso intensivo de habilidades sociales emocionales y afectivas. De Malargüe a Buenos Aires y vuelta en una semana, en autobús no en bici.

Conseguí llegar a Santiago, no estuvo mal, pero este invierno ha sido diferente. He terminado sin problemas de salud mental. He conseguido encajar todos los traumatismos sicológicos que he ido padeciendo, y los he contado como he podido, ¡y como los he percibido.!

Hoy he vivido otro cambio, triste cambio del auge turístico.

Cuando bajaba de Douar Aremd subía una furgoneta con la que me crucé, más un micro-bus que una furgoneta. Iba rotulada con el anagrama de alguna empresa turística, cargada de turistas, o en busca de ellos. Circulaba a más velocidad de la habitual. En Marruecos parece que no hay normas de circulación, ni falta que hacen. En Marruecos se respeta a las personas, no las normas de tráfico. Con esta filosofía el código de circulación no se echan en falta, pero …

¡Siempre hay excepciones!

Ya mencioné en otra crónica la diferencia en la cohabitación pacífica de la vía entre los conductores locales, de los foráneos, bien sean de Marruecos, como extranjeros, principalmente europeos, y entre estos los que más destacan los españoles.

La furgoneta que subía no era el típico vehículo del campesinado local, posiblemente eran locales de la zona, pero convenientemente “transformados” por la presión turística.

La furgoneta subía por el centro de la vía, cosa que no es de sorprender, allí lo hacemos todos. Lo sorprendente fue que a la distancia normal en la que nos apartamos esta no lo hizo …

¡ni a esa distancia ni a ninguna!

Continuó por el medio teniendo que apartarme yo, con el consiguiente susto. Puede que en ese momento ya haya pasado de los 1000 km por Marruecos, y es la primera vez que me ocurre semejante cosa …

¿cosas del turismo? No lo sé, pero supongo que tampoco que tampoco es ajeno.

No se si es el turismo o no, pero si se que es imposible, ABSOLUTAMENTE IMPOSIBLE que eso hubiera ocurrido hace 17 años.

En la etapa entre Oukaïmeden – Douar Aremd, el día que conseguí salir de Oukaïmeden, matiz importante este de conseguir salir, me quedó la duda de investigar una carretera. No me metí a explorarla pues ya había tenido bastantes emociones el día previo. No conviene jugar demasiado a la lotería, que no todos los días son fiesta.

Hoy he descubierto donde termina la carretera que hace días me intrigó.

La ubicación exacta del lugar donde termina la carretera lo encontré un poco de casualidad, claro si es que existe eso de la casualidad. Lo que no fue casualidad fueron los intentos de averiguarlo cuando llegué a Asni, y para prueba un botón, la visión de “mi mapa”

Podéis ver en estos dos mapas la diferencia entre una cartografía elegante pero desconcertante

, y otra cutre pero precisa.

Lo que veis es de mi puño, y parte de letra, el resto es de un espontáneo que tuvo tela el asunto. Lo que veis es posiblemente la cartografía más fiable que haya en estos momentos de esta parte del mundo. El mapa Michelín es de 2009, y la carretera que en figura entre Oukïmeden a Imlil sencillamente no existe. Con mucho, “mi cartografía personal” es más fiable, aunque la ubicación de los topónimos como ya dije antes tiene tela.

Cuando llegué a Asni, intenté que alguien me dijera el nombre del sitio donde finaliza la carretera que había localizado días antes. No hubo manera, dejé que el tipo pusiera todos los nombres de la ruta con la esperanza de que al final de la lista estuviera el que yo buscaba, pues eso de que solo pusiera uno, el que yo quería, ciencia ficción, o cosas de “piñones fijos mentales”. Lo curioso es que puso tres, Tamasit, Tansghati, Ifghan, y ninguno era el del final de la ruta. Lo dicho, cosas de piñones fijos mentales.

Hoy he desvelado el objetivo de mi exploración pendiente, el final de la ruta esta en Tahanaoute. Parece que todo me sale redondo hoy, consigo saber el final de la carretera sin haberla explorado.

Ha sido el mejor final posible para el viaje. Me encontré una agradable sorpresa. Durante unos kilómetros la ruta discurre a través de unas gargantas muy agradecidas para la vista. Las gargantas de Moulay Brahim  han sido una muy agradable sorpresa. He hecho los últimos kilómetros hasta Marrakech rapidillo, cosa que me ha hecho disfrutarlos, a pesar de lo feos que eran, feos en comparación con todo lo que he visto y vivido en los últimos días, y semanas, y es que Marruecos en bici da para mucho.

Categoría: General Comentarios Comentarios (2)

2 Respuestas a “CRÓNICAS MORAS crónica XXIX: Última etapa africana.”

  1. Diego G. Escribió:

    Hola , se celebra que hayas concluido esta última etapa sobre todo de la forma como lo has hecho. Y es en este momento cuando quiero preguntarte: ¿y espiritualmente (desde una perspectiva budista o fuera de ella) que destacarias, sobre el resto, del viaje ? , porque fisicamente nos lo has dejado a todos muy claro a traves de tus narraciones.

    Un saludo.

  2. cicli Escribió:

    Sigue siendo el Samsara, solo cambia el decorado. Fuera del budismo puedes cambiar el Samsara por Valle de Lagrimas.

Escribir comentario